Ortorexia

Ortorexia

transtorno ortorexia barcelona

¿Qué me pasa? ¿Tengo ortorexia?

– Me preocupo mucho por lo que como, tanto por el tipo de alimento como por su producción y procedencia.

– He eliminado de mi dieta muchos de los alimentos de consumo general porque pienso que no son saludables y que me pueden acarrear problemas de salud.

– No puedo permitirme ningún error en mi alimentación, soy muy estricto/a con el tipo de alimentos que me permito.

– Suelo dedicar mucho tiempo a planificar mis comidas para que todo esté controlado y no haya riesgo de tener que comer algo fuera de lo establecido.

– No me importa comer diferente de los demás, ya que pienso que mi alimentación es la correcta.

– Intento evitar ir a restaurantes, ya que no puedo saber la procedencia ni el tipo de cocción de los alimentos.

– Si me invitan a comer a casa de algún amigo como solamente aquello que forma parte de mi plan alimentario y a veces llevo mi comida para así asegurarme que comeré adecuadamente.

– Intento no saltarme nunca mi alimentación, pero si algún día es inevitable después me siento culpable e intento compensarlo siendo un poco más estricto/a en las siguientes comidas.

¿Cómo lo puedo trabajar?

Lo más importante para empezar a cambiar algo que no nos gusta o que no nos va bien para la salud es darnos cuenta de ello y estar motivados para hacer pequeñas modificaciones en nuestras rutinas. Algunos de los cambios que te podemos ayudar a poner en marcha son:

– Recuperar poco a poco aquellos alimentos que habíamos desterrado de nuestra alimentación y que sí que son necesarios y saludables para nuestro organismo.

– Permitirnos ser un poco más flexibles y espontáneos con las comidas. Saber improvisar.

– Aprender a comer de forma intuitiva, guiándonos por nuestras señales internas de hambre y saciedad.

– Minimizar el espacio que ocupa la comida en nuestras vidas y recuperar el espacio dedicado al ocio, las relaciones personales y el placer.

– Reconocer y trabajar las emociones que hay detrás del control alimentario: tristeza, miedo, culpa, indecisión, etc.

ortorexia barcelona

¿Qué conseguiremos?

– Sentirnos más libres y espontáneos en situaciones relacionadas con la alimentación.

– Comprender que no hay alimentos permitidos y alimentos prohibidos, sino que todos son necesarios en su justa medida.

– Aprender que sentirnos bien o sentirnos mal con nosotros mismos no tiene nada que ver con lo que hayamos comido ese día. Romper el vínculo entre comer sano y sentirme bien.

– Disfrutar de la comida de una forma saludable y consciente.

– Dejar de pensar constantemente en la comida y dedicar más tiempo a otros aspectos como la familia, el trabajo o el ocio.

– Conseguir que la comida no condicione nuestras relaciones o eventos sociales.

Reserva ahora una cita con nuestro psicólogo de la salud