alimentos caries

Alimentos que provocan caries

Realizado por Roger Vilageliu. El hecho que un alimento sea, en mayor o menor medida cariogénico (capaz de producir o inducir la caries dental), viene determinado, más que por su contenido en azúcar, por su contenido en hidratos de carbono fermentables.

Es decir, no sólo los hidratos de carbono simples (azúcares) serán los responsables del efecto cariogénico de ciertos alimentos, si no también otro tipo de hidrato de carbono llamados oligosacáridos. Los hidratos de carbono fermentables son metabolizados por las bacterias que hay en la boca, dando un producto ácido que provoca una disminución del pH de la placa dental. Una vez este pH llega a valores por debajo de 5,5 el esmalte de los dientes se empieza a disolver y se inicia la formación de la caries.

Un dato importante a tener en cuenta a la hora de medir el efecto cariogénico de un alimento, es la capacidad de este para disminuir el pH de la placa dental (acidificar). De este modo, hay alimentos el consumo de los cuales no se recomienda efectuar entre horas, dada su capacidad acidificando. En general, los alimentos más cariogénicos son aquellos que no sólo presentan más ácidogenicidad, si no que, además, tienen una textura viscosa, consistencia pegajosa (característica que favorece su adhesión) y son quebradizos (cosa que permite la incorporación de pequeños fragmentos entre las piezas dentales).

Algunos de los alimentos que se consideran más cariogénicos son: la miel, las galletas, los dátiles, los higos secos, los snacks, las patatas chips, las pasas, la mermelada, la uva, los crackers de trigo y el chocolate con leche entre otros.

Por otro lado, la mayor parte de las frutas se pueden considerar como moderadamente cariogénicas y la mayor parte de verduras y hortalizas, carnes, pescado, huevos y frutos secos (almendras, avellanas, etc) como mucho bajas o incluso no cariogénicas. También es cierto que hay ciertos tipos de alimentos que se pueden denominar como anticariogénicos o cariostáticos, puesto que tienen una función protectora ante la aparición de la caries. La leche y el queso serían alimentos con propiedades cariostáticos como consecuencia de su contenido en calcio, caseína y lactoferrina (proteínas de la leche). Otros alimentos, estimulantes de la salivación, como la fruta o lo tiene verde (este último, además, rico en flúor) también son catalogados como cariostáticos. Ingerir este tipo alimentos dentro de la misma comida donde se ha ingerido previamente alimentos cariogénicos tiene un efecto protector para la salud dental.

Tags:
,
No Comments

Post A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies