colesterol bueno y malo

¿Por qué hablamos de colesterol bueno y colesterol malo?

Realizado por Eva Velasco. Científicamente hablando, no existe un colesterol bueno y un colesterol malo. Colesterol solo hay uno y, en realidad, no es malo. Es una molécula esencial para el ser humano. Es un elemento que forma parte de todas las células del cuerpo y de sus membranas. Además, es fundamental para el cerebro, para sus conexiones y su funcionamiento, entre otras cuestiones. Entonces, ¿por qué nos referimos a él como “bueno” y “malo”?

El problema no es el colesterol sino el vehículo que lo transporta por nuestro organismo. El colesterol circula por la sangre gracias a las lipoproteínas. En función de qué lipoproteína lo transporte (más o menos eficientes) se le conoce como bueno o malo.

Las HDL, son las lipoproteínas de alta densidad que se encargan de devolver el exceso de colesterol al hígado (único órgano que puede deshacerse de él) y, por ello, se le conoce como colesterol bueno.

Las LDL, son las lipoproteínas de baja densidad, que transportan colesterol desde el hígado a los diferentes órganos de cuerpo. Como son poco eficientes pueden circular sin rumbo o ir perdiendo su carga. Se le conoce como el colesterol malo porque la carga que va perdiendo se puede acumular en los vasos sanguíneos. Ese colesterol malo se va infiltrando en la pared de la arteria formando las placas de ateroma, provocando que las paredes arteriales se ensanchen y se endurezcan de modo que pueden perder flexibilidad y llegar a obstruirse.

Lo que favorece que el colesterol malo se funda y se infiltre en la pared arterial es su oxidación. Y ello se produce por la acción de los radicales libres. Nuestro metabolismo genera habitualmente radicales libres que no son nocivos. Pero el problema lo podemos tener cuando fabricamos más de los que podemos eliminar. Comer más calorías de las necesarias, realizar más deporte del recomendado, hacer dietas que generan estrés físico, consumir  alcohol o fumar, pueden provocar un exceso de producción de radicales libres.

En todo caso, para combatir los radicales libres debemos ingerir alimentos antioxidantes (frutas, verduras, legumbres y frutos secos).

Así pues, debemos controlar nuestro nivel de colesterol (bueno y malo), pero es igualmente importante consumir antioxidantes en la dieta para evitar que el colesterol se oxide y se adhiera a las arterias, un hecho que puede provocar importantes problemas de salud.

Summary
¿Por qué hablamos de colesterol bueno y colesterol malo?
Article Name
¿Por qué hablamos de colesterol bueno y colesterol malo?
Description
¿Por que hablamos de colesterol bueno y colesterol malo? ¿Qué diferencias hay y porqué son necesarios? Te lo explicamos en este artículo.
Author
Publisher Name
Menja sa
Publisher Logo
1Comment
  • Victor
    Posted at 21:47h, 30 julio Responder

    Buen artículo. Estaba buscando diferencias entre los dos tipos de colesterol y porque uno es bueno y otro malo. Y me ha resuelto todas mis dudas. Gracias. Comparto.

Post A Comment

Para poder obtener información de la web, utilizamos cookies de terceros. Si continua navegando consideremos que accepta su utilización. Más información política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies