osteoporosis menopausia

Cómo prevenir la osteoporosis

Cómo prevenir la osteoporosis

¿Qué es la osteoporosis?

La osteoporosis es la pérdida de masa ósea. La estructura de los huesos se va haciendo más delgada, aumenta el tamaño de los poros internos de los huesos y da como resultado que aumente significativamente la fragilidad y el riesgo de fracturas, las cuales pueden darse por simples acciones de la vida cotidiana y afectar seriamente la calidad de vida de la persona.

Es común que se piense que los huesos son los mismos durante toda la vida, pero en realidad son un tejido dinámico, en constante construcción y degradación: tenemos células que regulan la construcción del hueso y otras que regulan que se lo degrade. Durante el crecimiento en el vientre materno hasta los 20 años las personas contamos con más cantidad de células que construyen que de las que degradan, por lo que nuestros huesos crecen y se fortifican. Durante la edad adulta la cantidad de células que construyen y que destruyen es similar, logrando mantener la firmeza en la estructura que logramos durante la juventud. Los estrógenos que forman parte del ciclo reproductivo de la mujer ayudan a que las células que degradan los huesos trabajen más lentamente, favoreciendo la salud ósea, pero una vez que llega la menopausia (alrededor de los 50 años) perdemos esa protección y suele ser el momento en el que se diagnostica la osteoporosis o la osteopenia, que es el estado previo a la osteoporosis. Además, después de los 60 años tanto hombres como mujeres tenemos más células que destruyen que de las que construyen, motivo por el cual se da el lento y normal deterioro de los huesos.

¿Cómo puedo mejorar la osteoporosis?

Se da más frecuentemente en mujeres y en especial en la menopausia, pero desde muchísimos años antes podemos implementar medidas que nos ayuden a llegar a esa edad con huesos más sanos y prevenir así la osteopenia y la osteoporosis.

  • Consumir suficiente calcio a lo largo de toda la vida asegura que no haga falta sacar calcio de los huesos para mantener ese pequeño, pero muy importante porcentaje de calcio corporal que se necesita para funciones fuera de los huesos, en sangre, músculos, etc. El calcio en algunos alimentos se encuentra junto con otros nutrientes que ayudan a su mayor aprovechamiento en intestino: la lactosa, la vitamina D y las proteínas animales, todos ellos en la leche y el yogur, haciendo de los lácteos los alimentos idóneos para el aporte de calcio. Los quesos no tienen lactosa, pero mientras más duros son más calcio tienen, y son también buena fuente de calcio. Así mismo hay otros alimentos que suman calcio en la alimentación, como judías, garbanzos, frutos secos, brócoli, espinaca, sardinas con espinas, granos integrales y alimentos fortificados con calcio como bebidas a base de avena, arroz o soja, o copos de cereales. Dos porciones diarias de lácteos de la mano de una alimentación variada cubren los requerimientos.
  • La vitamina D ayuda a que el calcio pase del intestino a la sangre y que pueda quedar dentro del cuerpo para ser utilizado. Esta vitamina se obtiene de alimentos como los pescados azules (sardinas, atún, arenque, caballa, salmón), la leche, el huevo y los alimento enriquecidos con ella, pero es necesario además de consumirla el exponer la piel al sol para que la vitamina se active y cumpla su función. Por eso es recomendable realizar actividad física al aire libre, y en los meses de invierno es bueno realizar el control de la misma para asegurarnos si tenemos suficiente o si requerimos suplementación.
  • La actividad física ayuda a estimular a las células que construyen hueso, cada vez que un tendón tira del hueso debido a la contracción de un músculo estamos sumando salud ósea, por eso es bueno tener hábitos diarios de caminata, de subir escaleras, de desplazarnos en bicicleta además de la actividad física programada como protección para nuestros huesos.

Qué alimentos debo evitar si tengo osteoporosis

Por otro lado hay que evitar los factores que desfavorecen la salud ósea:

  • La cafeína aumenta las pérdidas de calcio por orina.
  • El fósforo está en cantidades suficientes en nuestra dieta, pero el consumo excesivo a diario se asocia con mayores pérdidas de calcio, así por ejemplo se desaconseja el consumo de bebidas con gas (debido al ácido fosfórico) de manera frecuente, especialmente aquellas con cafeína como las de sabor cola.
  • El alcohol y el tabaco también se desaconsejan para la salud ósea.

En líneas generales se vuelve evidente que una alimentación saludable de la mano de buenos hábitos de vida son quienes nos cuidan los huesos y la salud. Recuerde que el asesoramiento de un profesional de la alimentación puede ayudarlo a generar esos saludables hábitos.

Realizado por Maria Lafosse.

Summary
Cómo prevenir la osteoporosis
Article Name
Cómo prevenir la osteoporosis
Description
Si sufres de osteoporosis y quieres poner remedio te aconsejamos que leas este artículo con alimentos que favorecen y a evitar.
Author
Publisher Name
Menja sa
Publisher Logo
No Comments

Post A Comment

Para poder obtener información de la web, utilizamos cookies de terceros. Si continua navegando consideremos que accepta su utilización. Más información política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies