DIETA PARA EL COLON IRRITABLE

Qué es el Síndrome del intestino irritable (SII)

El Síndrome del intestino irritable, antes conocido como síndrome del colon irritable, es un trastorno funcional digestivo que afecta a muchas personas hoy en día y a su calidad de vida. Se le conoce también por sus siglas en español SII así como en inglés IBS (irritable bowel syndrome). Muchas veces no se diagnostica y muchas otras se utiliza como diagnóstico en aquellos casos en los que no se acaba de identificar la causa de las molestias digestivas. Es decir, puede utilizarse como cajón de sastre.

Todavía no están muy claras las causas que lo provocan. De hecho no existen aún criterios diagnósticos suficientes. Teniendo en cuenta que es un trastorno funcional, es decir, no hay alteraciones anatómicas, muy probablemente la microbiota digestiva juegue un papel muy importante en el desarrollo del síndrome del intestino irritable, así que situaciones como:

  • Desequilibrio en la microbiota intestinal
  • Crecimiento de bacterias
  • Permeabilidad intestinal
  • Infecciones y gastroenteritis frecuentes

    RESERVA UNA PRIMERA CITA

    Llámanos al T.93 864 32 76 o T.911 899 442 o envíanos este formulario y te atenderemos en menos de 12h laborables.

    Acepto las condiciones de la Nota legal

    Puedan estar vinculadas con el desarrollo de este síndrome. No podemos olvidar que la flora intestinal juega un papel clave tanto en el ritmo de las evacuaciones como en su consistencia, así como en la formación de gas. Todo ello relacionado con este síndrome. Pero también, igual o más importante aún, nuestra salud emocional. Por lo que el estrés, la ansiedad, la dificultad ante la gestión emocional, la depresión, están también muy probablemente relacionadas con el síndrome del colon irritable.

    Síntomas del intestino irritable

    Al tratarse de un trastorno funcional, los síntomas del colon irritable están vinculados especialmente con la evacuación. Así pues los síntomas pueden ser los siguientes:

    • Estreñimiento
    • Diarrea
    • Gases
    • Hinchazón abdominal (distensión)
    • Emergencia a la hora de evacuar
    • Dolor abdominal

    Hay que tener también en cuenta que existen 3 tipos de síndrome del colon irritable:

    • El SII o colon irritable con estreñimiento predominante (SII-E)
    • El SII o colon irritable con diarrea predominante (SII-D)
    • El SII o colon irritable mixto (SII-M)
    • El SII o colon irritable no clasificable

    Para poder diagnosticar el SII o colon irritable se utilizan los criterios de Roma IV, según los cuales debe haber dolor abdominal recurrente, al menos 1 día a la semana, relacionado con la hinchazón abdominal y la evacuación, ya sea por:

    • Cambio en la consistencia de las heces.
    • Cambio en la frecuencia de la evacuación.

    Si los síntomas aparecen a partir de los 50 años, si presentas sangrado rectal, pérdida de peso sin explicación, dolor abdominal que no esté relacionado con la evacuación, diarrea persistente incluso por la noche y que te despiertan, anemia por pérdidas de hierro, náuseas y/o fiebre, estaríamos ante un trastorno más grave y serían necesarias otras pruebas diagnósticas.

    Qué es bueno para el colon irritable

    Para realizar una dieta para el colon irritable es indispensable tener en cuenta que:

    • Se trata de un trastorno funcional.
    • La microbiota digestiva juega un papel importante tanto en la formación de gas como en la consistencia y frecuencia de las deposiciones.
    • Existen 4 tipos distintos de SII o colon irritable.
    • La salud emocional es también clave en el desarrollo del síndrome de intestino irritable, y por eso la psicoterapia es una recomendación terapéutica de nivel A (el más alto) en el tratamiento del SII.

    Vemos pues como para realizar una dieta para el colon irritable se requiere en realidad un conjunto de acciones terapéuticas. Una de ellas, como hemos mencionado, la psicoterapia: aprender a gestionar las emociones, el estrés, la ansiedad, incluso tratar la depresión si es el caso, se ha mostrado como una forma eficaz de mejorar el desarrollo del SII. Juntamente, claro está, de otras indicaciones terapéuticas, entre ellas la dietoterapia.

    La dietoterapia se usa para alivio de los síntomas mencionados anteriormente, proponiendo una dieta baja en fibra y grasas. Se trata de una dieta de fácil digestión donde las fibras están limitadas, así como las elaboraciones fritas o con salsas y sofritos. De hecho una dieta baja en FODMAP ha demostrado un alto nivel de evidencia científica, especialmente en SII-D (con diarrea predominante). Deberá valorarse en caso de SII-E (con estreñimiento predominante). Siempre deberá ser un Dietista Nutricionista experto quien paute la dieta en cada caso.

    RESERVA UNA PRIMERA CITA

      RESERVA UNA PRIMERA CITA

      Llámanos al T.93 864 32 76 o T.911 899 442 o envíanos este formulario y te atenderemos en menos de 12h laborables.

      Acepto las condiciones de la Nota legal

      Dieta para el colon irritable baja en FODMAP

      Se ha comprobado que una dieta para el colon irritable baja FODMAP puede ser de gran ayuda en las etapas iniciales del síndrome del colon irritable, especialmente en SII-D (con diarrea predominante) y, a valorar, en caso de SII-E (con estreñimiento predominante). Pero no para quedarnos eternamente en ella, ya que es una dieta muy restrictiva que, de llevarse a cabo durante un largo periodo de tiempo, terminaría por perjudicar nuestra microbiota digestiva. Que como decíamos al principio, está vinculada con este trastorno. Por este motivo una dieta FODMAP siempre debe ser pautada por un dietista-nutricionista quien, además, deberá hacer el seguimiento y, finalmente, pautar la reintroducción de alimentos.

      Pero, ¿Qué significa FODMAP?

      Por todo ello, la dieta baja en FODMAP no se tiene que llevar a cabo más de 4-8 semanas y es necesario ir reintroduciendo de nuevo todos los alimentos de forma progresiva. Para llevar a cabo todo el proceso es imprescindible el papel del Dietista-Nutricionista. Como experto en alimentación y dietoterapia, en este caso, digestiva y del síndrome del colon irritable, será el responsable de pautar las diferentes fases de la dieta baja en FODMAP y cuáles serán los tiempos de cada una de ellas.

      La dieta FODMAP es baja en azúcares y fibras altamente fermentables y que pasan al colon produciendo síntomas como gas, distensión, fatiga… por eso reducirlos puede ayudarnos a aliviar las molestias. Pero estas fibras también son beneficiosas para el colon y nos ayudan a producir ácidos grasos de cadena corta, fuente de energía de las células intestinales y de las bacterias beneficiosas de la flora intestinal. En consecuencia, juega un papel importante en la inmunidad, especialmente a nivel intestinal, donde ejerce un papel en la regulación de la inflamación.

      Menú de un día en una dieta para el colon irritable

      DESAYUNO

      • Tostadas de pan de trigo sarraceno/ tortitas de arroz con jamón, aceite de oliva, atún, jamón cocido, tiras de pollo a la plancha, queso sin lactosa o de cabra + Fruta
      • Fruta baja en FODMAP como kiwi, fresas, arándano, melón cantalupo, mandarina, naranja o piña.
        O
      • 2 Yogures sin lactosa con copos de avena, maíz o quínoa o arroz hinchado + arándanos, fresas o frutos rojos.

      MEDIA MAÑANA

      • Fruta baja en FODMAP como kiwi, fresas, arándano, melón cantalupo, mandarina, naranja o piña.

      ALMUERZO

      • Pasta de trigo sarraceno con zanahoria, tomate cherry y langostinos.
      • Postre: Fruta baja en FODMAP como kiwi, fresas, arándano, melón cantalupo, mandarina, naranja o piña.

      CENA

      • Tortilla de patatas y espinacas.
      • Pan de trigo sarraceno con aceite de oliva virgen extra.
      • Postre: yogur sin lactosa o medio vaso de bebida de almendras enriquecida en vitamina D y sin azúcares ni edulcorantes añadidos.

      Personaliza tu dieta colon irritable

      Acude a nuestros centros de Menja sa Barcelona, Madrid, Sabadell, Badalona, Palau-Solità i Plegamans, Mataró o Girona. También puedes hacerlo mediante videoconferencia con el servicio online. En Menja sa encontrarás a un equipo de Dietistas Nutricionistas, psicólogos de la salud y chefs que te ayudarán a conseguir tus objetivos de salud.

      Pacientes que se han visitado por un síndrome colon irritable

      QUÉ ES MY BOOK

      En Menja sa, además de tratarte del colon irritable también podrás mejorar otros aspectos que te ayudarán a tener mejores hábitos saludables. Es por ello que hemos creado la herramienta My Book. Con ella también podrás:

      • Agrupar en un mismo apartado todo lo relacionado con tu caso: confirmar la visita; hacer los pagos; ver la documentación que te generaremos; subir documentos como analíticas o fotografías de platos; gráficos de tu evolución, un sistema de videollamadas por si quisieras realizar visitas virtuales; chat de resolución de dudas.

      Además del apartado de paciente también tendrás cientos de contenidos sobre hábitos saludables con el que poder disfrutar tu y tu familia ya que podrás:

      • Agregar a la familia (hasta 4 integrantes).
      • Tener tu menú personalizado que te habrá creado tu Dietista – Nutricionista con la opción de cambiar el plato de forma segura.
      • Las recetas del menú y de la lista de la compra (con la opción de incluir el resto de la compra del hogar).
      • Recetario con una BBDD de más de 2.000 recetas y con filtros.
      • Nuestro Netflix de la salud incorporado con vídeos de nutrición, deporte, cocina, podcast
      • Agenda de actividades con nuestros directos.

      ¿Debemos evitar el gluten en la dieta?

      Existe mucha controversia sobre si tenemos que eliminar el gluten o no en las etapas iniciales cuando nos diagnostican síndrome de intestino irritable.

      El gluten es una proteína que se encuentra en cereales como el trigo, el centeno o la cebada. Existen algunos estudios que indican que puede resultar beneficioso y que ayudaría a reducir el grado de inflamación. Aunque otros estudios dicen que eliminarlo por completo puede volvernos sensibles al gluten.

      Casualmente los cereales con gluten tienen una cantidad significativa de fructanos, un FODMAP. He aquí el motivo por el que tomar trigo, cebada o centeno cuando nos acaban de diagnosticar un síndrome del intestino irritable pueda incrementar nuestras molestias. Así pues, es muy probable que, la causa real del incremento de molestias al comer trigo o sus derivados, como el pan o la pasta, cuando recién nos diagnostican colon irritable se deba a los fructanos de estos cereales y no el gluten. Y de aquí que, en la fase inicial de una dieta baja en FODMAP se recomiende retirarlos.

      También es posible conseguir mejoras significativas simplemente consumiendo cereales menos procesados por la industria alimentaria diferentes al trigo (trigo común) como por ejemplo la espelta, una variedad de trigo más antigua con un contenido en gluten menor (aun así contiene gluten). Se recomienda en concreto el pan de espelta elaborado con masa madre, ya que este tipo de fermentación permite reducir la cantidad de fructanos presentes en el cereal.

      Otros cereales que sí son sin gluten son el arroz, el maíz o la avena, siempre que esté certificada sin gluten para validar que no se ha contaminado con trigo, o bien los pseudocereales como la quinoa.

      Nuestra recomendación es que un Dietista-Nutricionista valore cada caso de forma individualizada y, de este modo, pueda hacer una indicación totalmente personalizada. En caso de disminuir el gluten o eliminarlo, siguiendo la misma esencia de la dieta baja en FODMAP, se hará solo temporalmente con un objetivo muy concreto: reducir la sintomatología y contribuir a mejorar la funcionalidad del intestino para volver a reintroducir los alimentos restringidos en la primera fase de la dieta.

      Qué no se puede comer si tienes colon irritable

      Aunque depende de la tolerancia de cada persona, existen algunos alimentos que, habitualmente generan molestias en caso de sufrir síndrome del intestino irritable o colon irritable. Son los siguientes:

      • Ajo y la Cebolla: muy usados en las cocinas mediterráneas para sofritos o acompañamientos y suelen ser muy indigestas creando más flatulencias.
      • Legumbres: Las legumbres en etapas iniciales son excluidas para mejorar la sintomatología de gases ya que son ricas en fructooligosacáridos que pueden crear molestia abdominal.
      • Cereales integrales: los cereales integrales suelen ser indigestos y producir mayores síntomas digestivos. Por ello es mejor consumirlos blancos o refinados y valorar qué tal nos sientan.
      • Frutas altas en fructosa: Las frutas como manzana o el mango pueden ser indigestas en etapas iniciales.
      • Algunas verduras y sus fermentados: como espárragos, alcachofas o algunos fermentados como el kéfir o el chucrut harán que la sintomatología se agrave ya que son alimentos con alto contenido en gas.

      Todos ellos son alimentos beneficiosos para nuestra salud, especialmente para nuestra microbiota digestiva, ya que contribuyen a la formación de ácidos grasos de cadena corta, fuente de energía de las células intestinales y de las bacterias beneficiosas de la flora intestinal. O, como en el caso del kéfir o el chucrut, actúan como probióticos aportando bacterias beneficiosas a nuestro intestino. Pero es necesario tener claro que, en etapas iniciales del proceso, resulta más beneficioso retirarlos temporalmente de la alimentación con el objetivo de mejorar los síntomas y contribuir a una mejor funcionalidad del intestino. De esta manera, cuando llegue el momento de la reintroducción, su tolerancia será mejor.

      RESERVA UNA PRIMERA CITA

        RESERVA UNA PRIMERA CITA

        Llámanos al T.93 864 32 76 o T.911 899 442 o envíanos este formulario y te atenderemos en menos de 12h laborables.

        Acepto las condiciones de la Nota legal

        ¿Qué relación hay entre el SII y la dieta FODMAP?

        Se ha comprobado que existe una relación con efecto positivo, aunque no la única para la mejora de síntomas, entre el síndrome del intestino irritable o colon irritable y la dieta FODMAP. Al disminuir significativamente los hidratos de carbono altamente fermentables, los síntomas como la hinchazón abdominal, el dolor y lo gases disminuyen claramente o incluso desaparecen. De esta manera, no solo mejora la calidad de vida al disminuir o incluso desaparecer los síntomas, sino que además conseguimos mejorar la función intestinal, permitiendo mejorar, más adelante, la tolerancia a los alimentos que ahora nos están provocando más malestar.

        ¿Se debe eliminar la lactosa en una dieta para el Síndrome de intestino irritable?

        La lactosa es un azúcar fermentable presente en los lácteos y en productos elaborados con leche como quesos o yogures. De hecho la lactosa es un FODMAP. Así que, en caso de recurrir a la dieta baja en FODMAP, en la fase inicial, y de forma temporal, se eliminará la lactosa de la dieta. Pero deberá reintroducirse en la última fase de esta dieta, siempre y cuando no nos hayan diagnosticado una intolerancia a la lactosa. Por ello, de nuevo, debemos recordar la importancia de que sea un dietista-nutricionista experto quien paute nuestra dieta y la reintroducción de los alimentos.

        Otros factores relacionados con el SII

        Si bien todavía se encuentra en estudio, es necesario evaluar en las mujeres con endometriosis si existe una relación con la aparición del síndrome de intestino irritable. El flujo retrógrado, o menstruación retrógrada que provoca la endometriosis, puede afectar a diferentes partes del intestino dañando la permeabilidad intestinal.

        En cualquier caso, es evidente que el SII o colon irritable afecta a la calidad de vida de quien lo padece y cuando se encuentra en períodos con síntomas. Por un lado las molestias digestivas así como la ansiedad que puede generar el cómo poder gestionar la evacuación –ir al baño varias veces antes de salir de casa, conocer dónde encontrar aseos disponibles en nuestro recorrido o llevar siempre a mano medicación para cortar las diarreas-. Y por otro lado la posible restricción alimentaria que acompaña a la sintomatología intentando disminuirla, afecta sin duda a nuestra vida social, muy importante para la salud. Debemos añadir aquí que, el diagnóstico en muchos casos es tardío e incluso encasillado, cuando en realidad cada caso es único y debe evaluarse de forma integral e individualizada. De este modo conseguimos elaborar un plan de tratamiento completo y personalizado. Un tratamiento que debe incluir el abordaje psicológico. La ansiedad y la depresión vinculadas a la afectación sobre la calidad de vida son un hecho en el síndrome del intestino irritable. Pero también, el estrecho vínculo entre nuestros pensamientos, emociones y cómo reacciona nuestro intestino.

        Bibliografía

        • Sebastián Domingo JJ. Irritable bowel syndrome. Med Clin (Barc). 2022 Jan 21;158(2):76-81. English, Spanish. doi: 10.1016/j.medcli.2021.04.029. Epub 2021 Jul 6. PMID: 34238582.
        • Mearin F, Rey E, Balboa A. Trastornos funcionales y motores digestivos [Functional and motor gastrointestinal disorders]. Gastroenterol Hepatol. 2015 Sep;38 Suppl 1:3-12. Spanish. doi: 10.1016/S0210-5705(15)30014-5. PMID: 26520191.
        • Gibson PR. Use of the low-FODMAP diet in inflammatory bowel disease. J Gastroenterol Hepatol. 2017 Mar;32 Suppl 1:40-42. doi: 10.1111/jgh.13695. PMID: 28244679.
        • Böhn L, Störsrud S, Liljebo T, Collin L, Lindfors P, Törnblom H, Simrén M. Diet low in FODMAPs reduces symptoms of irritable bowel syndrome as well as traditional dietary advice: a randomized controlled trial. Gastroenterology. 2015 Nov;149(6):1399-1407.e2. doi: 10.1053/j.gastro.2015.07.054. Epub 2015 Aug 5. PMID: 26255043.
        • Mearin F, Ciriza C, Mínguez M, Rey E, Mascort JJ, Peña E, Cañones P, Júdez J; en nombre de la SEPD, la semFYC, la SEMERGEN y la SEMG. Guía de práctica clínica: síndrome del intestino irritable con estreñimiento y estreñimiento funcional en adultos: concepto, diagnóstico y continuidad asistencial. (Parte 1 de 2).Semergen. 2017 Jan-Feb;43(1):43-56. Spanish. doi: 10.1016/j.semerg.2016.06.009. Epub 2016 Oct 31. PMID: 27810257.

        • Schomacker ML, Hansen KE, Ramlau-Hansen CH, Forman A. Is endometriosis associated with irritable bowel syndrome? A cross-sectional study. Eur J Obstet Gynecol Reprod Biol. 2018 Dec;231:65-69. doi: 10.1016/j.ejogrb.2018.10.023. Epub 2018 Oct 9. PMID: 30326376.

          RESERVA UNA PRIMERA CITA

          Llámanos al T.93 864 32 76 o T.911 899 442 o envíanos este formulario y te atenderemos en menos de 12h laborables.

          Acepto las condiciones de la Nota legal
          Summary
          Dieta colon irritable
          Article Name
          Dieta colon irritable
          Description
          Si sufres de colon irritable en Menja sa podemos ayudarte a mejorar la calidad de vida gracias a nuestro equipo experto Dietista-Nutricionista.
          Author
          Publisher Name
          Menja sa
          Publisher Logo

          Para poder obtener información de la web, utilizamos cookies de terceros. Si continua navegando consideremos que accepta su utilización. Más información política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

          ACEPTAR
          Aviso de cookies
          Call Now Button
          Abrir chat
          Pide 1a visita por whatsapp