Dieta para la Disfagia

Realizar una dieta diseñada para la disfagia, que promueva una fácil masticación y deglución, puede ser un cambio transformador en la experiencia de comer, ofreciendo alivio y placer en cada comida. El éxito de esta adaptación radica en elegir alimentos que no solo sean fáciles de consumir, sino que también brinden nutrición completa y momentos de disfrute, contribuyendo así a un bienestar integral y una mejor calidad de vida.

dieta disfagia

Con un enfoque en la facilidad de deglución, esta dieta busca equilibrar la necesidad de seguridad al comer con el deseo de disfrutar de una comida sabrosa y nutritiva. Al adoptar este enfoque, aseguramos que cada ingesta sea una oportunidad para nutrir el cuerpo y deleitar los sentidos, redefiniendo la alimentación para aquellos que enfrentan desafíos con la disfagia.

RESERVA UNA PRIMERA CITA

    RESERVA UNA PRIMERA CITA

    Llámanos al T.93 864 32 76 o T.911 899 442 o envíanos este formulario y te atenderemos en menos de 12h laborables.

    Acepto las condiciones de la Nota legal

    ¿Qué es la disfagia?

    La disfagia es un término médico que describe la dificultad para tragar, lo que puede afectar una o varias fases del proceso de deglución. Esta condición se puede manifestar de diferentes maneras, incluyendo el dolor o la imposibilidad de tragar alimentos sólidos o líquidos.

     

    Este problema puede ser un síntoma de diversas condiciones médicas o presentarse como un trastorno por sí mismo, teniendo un impacto directo en la nutrición y la calidad de vida del individuo. Para manejar eficazmente esta condición, es fundamental contar con una dieta especializada diseñada para facilitar el proceso de deglución y asegurar una ingesta nutricional adecuada.

    Causas de la disfagia

    La disfagia puede originarse por múltiples razones, entre las cuales se incluyen:

     

    • Enfermedad de Parkinson y otras enfermedades neurológicas: Estas afecciones pueden comprometer la funcionalidad de los músculos y nervios esenciales para una deglución efectiva.

     

    • Cáncer de esófago: La presencia de cáncer en esta región puede obstruir físicamente el paso de los alimentos o interferir en la coordinación neuromuscular necesaria para tragar.

     

    • Esclerodermia: Esta enfermedad autoinmune provoca la formación de tejido fibroso, que puede dificultar la deglución al restringir el movimiento natural del esófago.

     

    • Reflujo gastroesofágico: Esta condición ocurre cuando el contenido estomacal se devuelve al esófago, lo que puede provocar disfagia al dañar el revestimiento esofágico.

     

    • Traqueotomía: Este procedimiento quirúrgico, realizado para abrir una vía aérea directa a través de la tráquea, puede resultar en disfagia temporal durante el proceso de curación.

     

    • Acalasia: Se caracteriza por la incapacidad del esfínter esofágico inferior para relajarse adecuadamente, dificultando el tránsito de alimentos hacia el estómago.

     

    • Otras causas: Incluyen obstrucciones físicas en el esófago, inflamación o infección de la faringe, entre otras.

    Síntomas de la disfagia

    Las personas con disfagia suelen atragantarse, toser y tienen la sensación de que la comida les queda adherida al tragar. A menudo, necesitan realizar más de una deglución para poder hacer progresar el bolo alimenticio a través de la faringe.

    Los síntomas más comunes de este trastorno son:

     

    • Sensación de obstrucción en la garganta al tratar de tragar.
    • Dolor o molestia al tragar.
    • Sensación de que los alimentos o bebidas no pasan por la garganta de manera normal.
    • Tos al tratar de tragar.
    • Acidez estomacal o en el esófago.
    • Pérdida de peso (debido a la dificultad de tragar alimentos).
    • Ahogo o sensación de que los alimentos están atrapados en la garganta.

    Tipos de disfagia

    Existen dos tipos principales de disfagia: la orofaríngea y la esofágica.

     

    Disfagia orofaríngea: Es la causa de disfagia más frecuente en la población anciana y que también encontramos en las enfermedades neurodegenerativas o en la demencia. Casi la mitad de los afectados por esta variante no presenta síntomas, razón por la cual existen muchos casos no detectados.

     

    De manera indirecta, la sospecha de este trastorno debe aparecer cuando nos encontramos, por ejemplo: infecciones respiratorias de repetición, incremento del tiempo destinado a comer, rechazo a ciertos alimentos o un mal estado de hidratación.

     

    Disfagia esofágica: Supone un porcentaje menor de las disfagias que se diagnostican frente a la orofaríngea y es ocasionada por algún tipo de problema mecánico que afecta al esófago. Una estrechez o un cáncer de esófago, por ejemplo, pueden dificultar la deglución al reducir el ancho del esófago (luz esofágica).

    RESERVA UNA PRIMERA CITA

      RESERVA UNA PRIMERA CITA

      Llámanos al T.93 864 32 76 o T.911 899 442 o envíanos este formulario y te atenderemos en menos de 12h laborables.

      Acepto las condiciones de la Nota legal

      ¿Qué tipo de alimentación seguir?

      Existe una serie de comidas para personas con disfagia que son más beneficiosas o pueden causar más problemas, por ejemplo:

      Alimentos recomendados

      La dieta de fácil deglución no solo se centra en lo que se debe evitar, sino también en lo que se debe incluir para asegurar una nutrición adecuada y segura. Los alimentos recomendados para pacientes con disfagia son aquellos que facilitan el proceso de tragar, minimizando los riesgos y maximizando el disfrute y la nutrición en cada comida.

      GRUPO DE ALIMENTOS ALIMENTOS RECOMENDADOS
      LÁCTEOS Leche, yogur y leches fermentadas. Si existe disfagia a los líquidos la leche deberá tomarse con espesante.
      FRUTAS Cualquiera en puré, sin piel ni semillas.
      VEGETALES Cualquiera en puré sin hilos ni semillas.
      CEREALES Y TUBÉRCULOS Sémolas de arroz, trigo, maíz, harina o el pan triturado dentro de la elaboración.
      LEGUMBRES Todas en puré pasado por el colador fino para eliminar restos de pieles.
      DULCES Dulce de membrillo, galletas remojadas en leche o bebida vegetal
      BEBIDAS Agua. Con espesantes en caso de disfagia a los líquidos
      SEMILLAS Y FRUTOS SECOS En su formato triturado
      CARNE, PESCADO Y HUEVOS Tortilla, huevos revueltos. carne blanca, todo el pescado. En los purés con pescado añadir leche para disminuir el posible mal olor.

      Alimentos prohibidos

      Cuando se trata de la dieta para la disfagia de fácil masticación, es crucial identificar y evitar ciertos alimentos que pueden exacerbar los síntomas o presentar riesgos adicionales durante la deglución.

      GRUPO DE ALIMENTOS ALIMENTOS A EVITAR
      FRUTAS Con semillas y/o piel. Mandarinas, naranja, uva, frambuesas.
      VEGETALES Las más fibrosas y/o con semillas. Espárragos, alcachofas, lechuga o tomate en su formato entero.
      CEREALES Y TUBÉRCULOS Puré de patata, arroz y pasta.
      CARNE, PESCADO Y HUEVOS Huevo duro si no es triturado, aunque puede dar mal olor en los purés. La carne roja deberá triturarse sola para evitar que forme hilos. Pescado con espinas.
      LEGUMBRES En su formato entero o trituradas sin pasar por el colador fino.
      DULCES Caramelos o la miel por ser pegajosos.
      BEBIDAS Bebidas con gas. Si existe disfagia a los líquidos el agua deberá tomarse con espesantes.
      SEMILLAS Y FRUTOS SECOS Todas en su formato entero.
      RESERVA UNA PRIMERA CITA

        RESERVA UNA PRIMERA CITA

        Llámanos al T.93 864 32 76 o T.911 899 442 o envíanos este formulario y te atenderemos en menos de 12h laborables.

        Acepto las condiciones de la Nota legal

        Pautas de una dieta disfágica

        • Adaptar los alimentos, líquidos y sólidos, a las texturas concretas: triturado, espesado. Pasar por un colador los alimentos triturados.

         

        • Enriquecer nutricionalmente las comidas: añadir alimentos ricos en proteínas y/o energía para incrementar su densidad nutricional. Ej.: atún en lata, huevo duro, leche en polvo, queso rallado, aceite de oliva, frutos secos, miel, mermelada sin tropezones…

         

        • Cuidar el aspecto organoléptico (color, olor, sabor, presentación…) para facilitar el cumplimiento de la dieta terapéutica.

         

        • Complementar con suplementos nutricionales, para complementar una posible dieta insuficiente. Ej.: proteína en polvo.

        Menú en una dieta de fácil deglución

        Planificar un menú semanal para personas con disfagia puede ser un desafío, pero es un aspecto esencial para garantizar una alimentación segura y nutritiva. La alimentación en una dieta para personas con disfagia debe ser cuidadosamente considerada, asegurando que cada comida no solo sea fácil de tragar, sino también rica en los nutrientes necesarios para mantener la salud y el bienestar.

        Ingesta Menú
        Desayuno Triturado de espinacas con garbanzos y bacalao
        Media mañana Crema de queso con crema de membrillo
        Comida Sopa de cebolla texturizada
        Merienda Triturado de trinxat de la Cerdanya
        Cena Triturado de alubias blancas con chorizo

        Ejemplo de dietas y comidas para personas con disfagia en PDF

        Descarga el PDF de nuestra dieta para la disfagia con todo el contenido y un ejemplo de un menú semanal.
        (Clica en la imagen del libro para descargarte el ebook)

        Menu semanal dieta para la disfagia

        Consejos en una dieta para la disfagia de fácil masticación

        • La disfagia es un trastorno de la deglución que provoca dificultad para tragar alimentos y líquidos.

         

        • Las causas pueden ser diversas como el Parkinson, cáncer de esófago, esclerodermia, reflujo gastroesofágico, traqueotomía 0 acalasia, entre otras.

         

        • Los síntomas más comunes son la sensación de obstrucción de la garganta, dolor o molestia al tragar, tos, acídez estomacal en el esófago, pérdida de peso y ahogo.

         

        • Existen dos tipos de disfagia: la orofaríngea, que es común en gente mayor y es debido a problemas neurodegenerativos y la esofágica que se produce por un fallo mecánico que afecta al esófago.

         

        • Unas buenas pautas son las que se adapten a texturas, sean ricas nutricionalmente y cuide el color, olor, sabor y presentación del plato para una buena dieta terapéutica.
        Rosa Maria Espinosa

        Dietista - Nutricionista

        Nº Colegiada CAT000273

        BIBLIOGRAFÍA

        • Carol M. Porth. Fisiopatología. Salud-enfermedad: un enfoque conceptual. 7ª Edición. Madrid. Ed.Panamericana 2006.

         

        • J. Salas Salvadó. Nutrición y dietética clínica. 4ª Edición. Barcelona. Ed. Elseiver.

         

        • Velasco, M.; García-Peris, P. Causas y diagnóstico de la disfagia. Nutr Hosp Suplementos. 2009;2(2):56-65.

         

        • Laborda gonzález, L. Gómez enterría, P. Tratamiento nutricional de la disfagia orofaríngea Endocrinol Nutr. 2006;53(5):309-14.

        MEJORA TU SALUD CON UNA DIETA CORRECTA

        Si te han diagnosticado disfagia debes readaptar la alimentación a tu nueva situación. No obstante, con un buen plan alimentario y a través de buenos profesionales es posible tener una dieta equilibrada sin renunciar al placer gastronómico.

        Si crees que este es tu caso, en Menja sa podemos ayudarte. Con la ayuda de un Dietista Nutricionista mejorarás tu sintomatología y ganarás calidad de vida y salud.

          RESERVA UNA PRIMERA CITA

          Llámanos al T.93 864 32 76 o T.911 899 442 o envíanos este formulario y te atenderemos en menos de 12h laborables.

          Acepto las condiciones de la Nota legal

          Preguntas frecuentes de una dieta para personas con disfagia

          ¿CÓMO FORTALECER LOS MÚSCULOS DE LA DEGLUCIÓN?

          Para fortalecer los músculos de la deglución, se pueden realizar ejercicios como mover la lengua hacia arriba y hacia abajo en el paladar, tragar saliva con fuerza y practicar la elevación del paladar blando.

          ¿CÓMO ESTIMULAR LOS MÚSCULOS DE LA GARGANTA?

          Se deben consumir alimentos que requieran una mayor acción de la garganta al tragar, mantener una adecuada hidratación y adoptar una postura correcta. También mover la lengua hacia arriba y hacia abajo en el paladar y practicar la elevación del paladar blando.

          ¿DÓNDE HAY QUE PONER LA LENGUA?

          Colocar la lengua correctamente es fundamental para una buena articulación y función oral. Para ello, se debe situar la punta de la lengua detrás de los dientes superiores, y manteniendo el resto de la misma en contacto con el paladar.

          ¿QUÉ ES BUENO PARA RELAJAR LOS MÚSCULOS DE LA GARGANTA?

          Para relajar los músculos de la garganta, es beneficioso realizar ejercicios de respiración profunda y técnicas de relajación, como el estiramiento suave del cuello y la aplicación de compresas tibias.

          Pacientes que han realizado una dieta para disfagia

          prensa
          Abrir chat
          Pide 1a visita por whatsapp
          En virtud de la normativa de protección de datos le informamos sus datos serán tratados con la finalidad de gestionar su petición y poderle dar respuesta bajo la base legal de la prestación de servicios. Sus datos serán conservados hasta que se resuelva la petición, y no serán transmitidos a terceros. Para más información consulte nuestra política de privacidad https://menjasa.es/nota-legal/