DIETA HIPERTENSIÓN

¿Qué es la hipertensión?

La hipertensión, también conocida como presión arterial alta, es una condición en la que la presión en las arterias es constantemente demasiado alta. La presión arterial es la fuerza que la sangre ejerce contra las paredes de las arterias mientras circula por el cuerpo.

La hipertensión puede aumentar el riesgo de enfermedades graves como ataques al corazón, accidentes cerebrovasculares y fallo renal. Se considera por ello al mismo tiempo una enfermedad y un factor de riesgo.

    RESERVA UNA PRIMERA CITA

    Llámanos al T.93 864 32 76 o T.911 899 442 o envíanos este formulario y te atenderemos en menos de 12h laborables.

    Acepto las condiciones de la Nota legal

    Cuáles son los valores de tensión normales

    Los valores considerados normales se encuentran por debajo de 120mmHg sistólica (alta) y por debajo de 80mmHg la diastólica (baja). Se diagnostica hipertensión cuando se obtienen presiones de 140mmHg o mayores para la sistólica y 90mmHg o más para la diastólica. Sin embargo, es importante tener en cuenta que estos valores pueden variar ligeramente de persona a persona y dependiendo de la edad y el género. Por ejemplo, es normal que la presión arterial aumente a medida que envejecemos.

    Pacientes que han realizado una dieta hipertensión

    Causas de la hipertensión

    Aunque las causas no estén del todo claras, sí existen, y se conocen, factores de riesgo de padecer hipertensión como puede ser el género, la edad, factores genéticos, etnia, factores socio económicos, hábitos etc.

    • Género: Los hombres tienen presiones arteriales más elevadas que las mujeres hasta que éstas alcanzan la menopausia. A partir de entonces, ya no hay diferencias entre sexo.
    • Factores genéticos: Aquellas personas con antecedentes familiares de hipertensión presentan un riesgo mayor de padecerla.
    • Dieta: Las dietas con exceso de sodio pueden incrementar el riesgo de hipertensión. Sin embargo, en los últimos tiempos, se vienen arrojando a la luz evidencias que demuestran que esta relación no está 100% demostrada. Importantes revisiones de estudios no observan un incremento en la presión arterial de aquellas personas que ingieren más sodio; así como tampoco una reducción de la mortalidad en las que ingieren cantidades menores. Se habla de una mayor sensibilidad al sodio, que podría predisponer a la hipertensión en ciertos grupos de población.
    • Etnia: Algunas etnias tienen un mayor riesgo de desarrollar hipertensión arterial que otras. Por ejemplo, se ha observado que los subsaharianos y los afroamericanos tienen un mayor riesgo de hipertensión arterial que los caucásicos.
    • Edad: La maduración y el crecimiento causan un aumento de la presión arterial.
    • Obesidad: Por lo general, el exceso de peso se asocia con hipertensión.
    • Sedentarismo: La actividad física reduce la incidencia de hipertensión arterial, así como reduce la mortalidad.
    • Alcohol y tabaco: El consumo de ambos puede incrementar la tensión arterial, así como incrementan el riesgo de enfermedades cardiovasculares.
    • Otras causas: Como el estrés, el uso del algún medicamento, ciertas enfermedades metabólicas, etc.

    Personaliza tu dieta hipertensión

    Tenemos distintos centros de puedes visitarte de forma presencial: Barcelona, Madrid, Sabadell, Badalona, Palau-Solità i Plegamans, Mataró o Girona. Si no dispones de ningún centro cercano también puedes hacerlo mediante videoconferencia con el servicio online. En Menja sa encontrarás a un equipo de Dietistas Nutricionistas, psicólogos de la salud y chefs que te ayudarán a conseguir tus objetivos de salud.

    Tipos de hipertensión

    Existen dos principales tipos de hipertensión:

    • Hipertensión esencial: Caracterizada por una elevación crónica de la presión arterial que no se asocia con evidencias de otras enfermedades. Es la forma más común de hipertensión y no tiene una causa conocida. Se cree que puede ser causada por una combinación de factores, como el estilo de vida, la genética, el envejecimiento y otros anteriormente descritos.
    • Hipertensión secundaria: Causada por otra afección médica subyacente, como enfermedad renal, trastornos endocrinos o el uso de ciertos medicamentos. Corresponde a una minoría de los casos de hipertensión diagnosticados. Entre las causas más frecuentes se encuentran las enfermedades renales, el estrechamiento de la aorta o la apnea del sueño. El consumo de drogas ilegales como la cocaína o las anfetaminas también pueden producir hipertensión secundaria.

    Síntomas de la hipertensión

    Por lo general la persona que padece de hipertensión suele ser asintomática (con razón se la llama la asesina silenciosa). Sin embargo, algunas personas con hipertensión arterial pueden experimentar síntomas como: dolor de cabeza, visión borrosa o sangrado nasal, aunque estos son síntomas muy poco específicos.

    Dieta para la hipertensión

    El sodio es aportado por la dieta mediante la sal que se añade al cocinar y aliñar, mediante los alimentos y el agua de consumo. Entre aquellos alimentos que mayores cantidades de sodio aportan en nuestra dieta se encuentran: el pan, platos preparados industriales, las conservas, quesos, embutidos, galletas, salsas, sopas, alimentos de tipo fast food, etc.

    Existe consenso sobre que la denominada dieta DASH (Dietary Approach to Stop Hypertension) puede conseguir muy buenos resultados en esta patología. Este tipo de dieta, de por sí, consigue una disminución de la presión arterial independientemente de la ingesta de sodio. Es por ello que, aunque sea baja en sodio, no es una dieta totalmente estricta en la restricción de este mineral. Seguir un tipo de dieta hiposódica estricta (muy baja en sodio) puede tener efectos adversos y es menos efectiva. El seguimiento de una dieta hiposódica estricta puede elevar el nivel de triglicéridos en sangre, disminuir el de potasio, incrementa el riesgo de hiponatremia (niveles peligrosamente bajos de sodio en sangre) y puede aumentar el riesgo de desarrollar cálculos renales.

    Se ha comprobado que los medicamentos empleados para tratar la hipertensión ven favorecida su eficacia cuando se realiza una dieta moderadamente reducida en sodio (hiposódica amplia). La dieta mediterránea, muy parecida a la DASH, ha demostrado ser también efectiva. Las similitudes entre la DASH y la mediterránea se pueden ver claramente:

    • Frutas y verduras: 4-5 raciones al día
    • Lácteos bajos en grasa: 2-3 raciones al día
    • Cereales ricos en fibra (integrales): 7-8 raciones al día
    • Carnes magras, aves y pescados: máximo 2 porciones al día (90g la porción)
    • Legumbres, nueces y semillas: 4-5 veces a la semana (sin sal añadida)
    • Frutos secos:1 ración al día
    • Aceites vegetales: 2-3 cucharadas soperas al día

    Por otro lado, esta dieta para la hipertensión propone disminuir el consumo de: grasas saturadas (embutidos, carnes rojas, bollería…), ácidos grasos trans (margarina, bollería…), colesterol (vísceras, embutidos, mantequilla, nata…), sal (procesados, snacks, sal de mesa…) y alcohol.

    Como recomendaciones generales para seguir una dieta para la hipertensión destacaríamos:

    • Evitar los alimentos ricos en sodio (carnes procesadas, ahumados, encurtidos, precocinados, conservas de pescado, queso, mantequilla salada, legumbres en conserva, pan y derivados, algas, frutos secos salados, agua carbonatada, salsas comerciales).
    • Evitar salar los alimentos.
    • Cocer al vapor, papillote o asar para conservar mejor el sabor de los alimentos.
    • Potenciar el consumo de frutas, verduras, cereales integrales, lácteos bajos en grasa, pescado, carnes magras y acetite de oliva.
    • Usar especias para potenciar el sabor de los platos.
    • Cuidar la presentación de los platos.
    • Eliminar o reducir el consumo de alcohol.

    Además de seguir una dieta saludable se ha visto que el ejercicio aeróbico regular (nadar, caminar, correr, bicicleta, etc) también mejora las cifras de presión arterial.

    RESERVA UNA PRIMERA CITA

      RESERVA UNA PRIMERA CITA

      Llámanos al T.93 864 32 76 o T.911 899 442 o envíanos este formulario y te atenderemos en menos de 12h laborables.

      Acepto las condiciones de la Nota legal

      MY BOOK

      Disponemos de un equipo multi e interdisciplinar que te ayudarán a tratarte mediante una dieta para la hipertensión a través de la nutrición, psicología y gastronomía. Contarás que la ayuda del chef y el tratamiento de un Dietista-Nutricionista que te será asignado en todo el tratamiento.

      Nuestra forma de trabajar es totalmente personalizada teniendo en cuenta tus gustos, horarios y en definitiva necesidades diarias. Para ello contamos con una plataforma creada por nosotros mismos fruto de la experiencia en consulta que te ayudará no solo a curar la gastritis si no a llevar unos hábitos más saludables.

      my book

      MY BOOK

      My Book te acompañará en todo el tratamiento y viene incluido desde la primera visita. En ella podrás crear perfiles para que tu familia también pueda adentrarse con los hábitos saludables y para ti tendrás tu menú personalizado creado por tu Dietista-Nutricionista además de disponer de las recetas y lista de la compra.

      Además también tendrás una agenda con actividades en vivo y artículos sobre nutrición, psicología, vídeos de cocina, podcasts de autoconocimiento

      BIBLIOGRAFÍA

      Carol M. Porth. Fisiopatología. Salud-enfermedad: un enfoque conceptual. 7ª Edición. Madrid. Ed.Panamericana 2006.
      J. Salas Salvadó. Nutrición y dietética clínica. 4ª Edición. Barcelona. Ed. Elseiver.
      Graudal NA, Hubeck-Graudal T, Jurgens G. E$ects of low sodium diet versus high sodium diet on blood pressure, renin, aldosterone, catecholamines, cholesterol, and triglyceride. Cochrane Database of Systematic Reviews 2017, Issue 4. Art. No.: CD004022. DOI: 10.1002/14651858.CD004022.pub4.
      Niels Graudal et Al. Compared With Usual Sodium Intake, Low- and ExcessiveSodium Diets Are Associated With Increased Mortality: A Meta-Analysis. Am J Hypertens 2014. doi:10.1093/ajh/hpu028
      Weschenfelder Magrini, D. et Al. Hipertensión arterial: principales factores de riesgo modificables en la estrategia salud de la familia. Enfermería Global. Nº26 Abril 2012.
      Dr. JR Soto. Tratamiento no farmacológico de la hipertensión arterial. [Rev. Med. Clin. Condes – 2018; 29(1) 61-68]

        RESERVA UNA PRIMERA CITA

        Llámanos al T.93 864 32 76 o T.911 899 442 o envíanos este formulario y te atenderemos en menos de 12h laborables.

        Acepto las condiciones de la Nota legal

        Abrir chat
        Pide 1a visita por whatsapp
        En virtud de la normativa de protección de datos le informamos sus datos serán tratados con la finalidad de gestionar su petición y poderle dar respuesta bajo la base legal de la prestación de servicios. Sus datos serán conservados hasta que se resuelva la petición, y no serán transmitidos a terceros. Para más información consulte nuestra política de privacidad https://menjasa.es/nota-legal/