errores comer saludable

Errores que hacemos cuando queremos comer saludable

Realizado por Rosa Maria Espinosa. «No, si la teoría ya la conozco» es una frase que se repite a menudo en la consulta dietética o cuando realizamos charlas y talleres nutricionales. No obstante, esta frase habitual suele desmontarse cuando el razonamiento de quien la practica lo acompaña de errores o falsas creencias sobre lo que considera «comer saludable». Sobretodo porque todos los argumentos vienen centralizados sobre el pesoPero ¿De quién es culpa?Vivimos en una época donde todo es información (medios de comunicación, internet, nuestro entorno…) y muchas veces damos por hecho que es veraz si apenas contrastarla. Esta sobre información se transforma en saturación y acaba originando desinformación.

Nuestro planteamiento, para este artículo, será partir de los principales errores que se comenten cuando queremos comer saludable:

  • Comer toda la verdura en ensalada o hervida: Comer todo siempre de la misma manera generará aburrimiento y desmotivación. Existen muchas cocciones muy diversas y muy válidas (aromatizadas, escalivadas, salteadas, en canelones o lasaña, brasa, plancha…)
  • Comer toda la proteína a la plancha: Igual que en el punto anterior existen otras formas de cocinar la proteína, ya sea, carne, pescado, huevo o legumbre. Las cocciones además de plancha también lo son el guisado, estofado, asado, horno…
  • No comer a diario arroz, patata o pasta: No ingerir hidratos de carbono es sinónimo de no dar energía a nuestro organismo. Sino cubrimos esta necesidad (el cerebro necesita consumir 120g de glucosa diaria) nuestro cuerpo no funcionará correctamente.
  • Solo comer pan una vez al día: El pan es una alimento necesario para nuestra dieta. Un adulto sano debe ingerir entre 250-300g al día de hidratos de carbono.
  • Comer «poco» en general: Es muy importante saber cuándo tenemos hambre y cuando nos sentimos saciados. Lo aconsejable es comer cada 3-4 horas de forma moderada.
  • Beber durante el día «mucha» agua: Entre el agua que ingerimos de los alimentos (1L) y las necesidades que el cuerpo tiene de beber (1L) son suficientes para nuestro organismo. Es cierto que esta cantidad variará si nos encontramos en una estación del año calurosa o bien realizamos deporte.
  • Eliminar los alimentos que consideramos que están en la punta de la pirámide: La perfección no existe y debemos aprender a gestionarla sin ansiedad, angustia o sentimiento de culpa. Debemos aceptar el consumo ocasional con moderación y normalidad.

Comer sano no debe entenderse como restringir o prohibir alimentos sino más bien con tener una relación sana con la comida. Esto significa tomar conciencia en cada momento y aceptar a gestionar las excepciones con moderación.

No Comments

Post A Comment

Para poder obtener información de la web, utilizamos cookies de terceros. Si continua navegando consideremos que accepta su utilización. Más información política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies