DIETA PARA LA INTOLERANCIA A LA FRUCTOSA

Qué es la fructosa

La fructosa es un hidrato de carbono sencillo presente en alimentos como la fruta o la verdura, pero también en la miel y en el azúcar de mesa. De hecho la sacarosa, propia del azúcar de mesa o azúcar común, está compuesta por uniones de glucosa y fructosa.

Qué es la intolerancia a la fructosa y cuáles son las causas de malabsorción

A día de hoy el abordaje nutricional es clave en la reducción de ciertos síntomas relacionados sobre todo con las intolerancias alimentarias, ya sea intolerancia a la fructosa, malabsorción de la fructosa, intolerancia a la lactosa, celiaquía o quizás una menos conocida como la intolerancia o malabsorción al sorbitol.

La fructosa, como el resto de nutrientes, se absorbe en el intestino y desde aquí viaja al hígado donde será metabolizada. Cuando existe malabsorción de la fructosa o síndrome de malabsorción a la fructosa, puede deberse a diferentes causas, si bien el resultado siempre será el mismo: una disminución en la absorción de fructosa, provocando que parte de la fructosa se quede acumulada en el interior del intestino y siga avanzando hacia el colon.

    RESERVA UNA PRIMERA CITA

    Llámanos al T.93 864 32 76 o T.911 899 442 o envíanos este formulario y te atenderemos en menos de 12h laborables.

    Acepto las condiciones de la Nota legal

    Cuando el problema es que, debido a una inmadurez del sistema digestivo, no existen suficientes receptores GLUT5 en la mucosa intestinal que transporten la fructosa desde el interior del intestino hacia el torrente sanguíneo que la llevará hacia el hígado, hablamos de intolerancia a la fructosa o malabsorción a la fructosa primaria.

    Cuando el déficit de receptores se debe a que la mucosa intestinal está dañada como consecuencia de otras enfermedades, bien porque están en fase inicial de tratamiento y aún no se ha podido restablecer la mucosa intestinal, bien porque no se está siguiendo correctamente el tratamiento o simplemente porque aún no se han diagnosticado, hablamos de malabsorción o intolerancia a la fructosa secundaria. Así pues, en estos casos, tan importante será tratar la intolerancia a la fructosa como la enfermedad primaria que la está causando.

    La capacidad para absorber fructosa es muy variable según cada persona afectada y también según la presencia de otros azúcares en la alimentación. Por este motivo es necesario el asesoramiento profesional por parte de un Dietista-Nutricionista y personalizar cada caso.

    CAUSA

    Causas desconocidas. Déficit de la enzima que necesitamos para descomponer al fructosa que puede ser hereditaria.

    SÍNTOMAS

    Náuseas, vómitos, cefaleas, deshidratación y otros problemas a nivel hepático.

    DIETA

    Dieta estricta exenta de fructosa.

    Personaliza tu dieta para la intolerancia a la fructosa

    Infórmate en cualquiera de nuestros centros de Menja sa Barcelona, Madrid, Sabadell, Badalona, Palau-Solità i Plegamans, Mataró o Girona. Si no dispones de un centro cercano también puedes hacerlo mediante videoconferencia con el servicio online. En Menja sa encontrarás a un equipo de Dietistas Nutricionistas, psicólogos de la salud y chefs que te ayudarán a conseguir tus objetivos de salud.

    Diferencias entre intolerancia hereditaria a la fructosa y malabsorción de la fructosa

    No debemos confundir la malabsorción a la fructosa, que tiene que ver con la capacidad para absorber este hidrato de carbono, con otra enfermedad relacionada con el metabolismo de la fructosa y que se conoce como intolerancia hereditaria a la fructosa.

    Síndrome de malabsorción de la fructosa: Se debe a una afectación intestinal que no nos permite absorber la fructosa de forma óptima.

    Intolerancia hereditaria a la fructosa: La intolerancia a la fructosa consiste básicamente en la incapacidad de transformar la fructosa y por lo tanto metabolizarla, lo que implica su acumulación. Esto lleva a sufrir una serie complicaciones como son náuseas, vómitos, cefaleas, deshidratación y otros problemas a nivel hepático. El nombre de la enzima que se ve afectada se llama aldolasa, este tipo de intolerancia tiene un componente genético hereditario. Es uno de los llamados errores innatos del metabolismo, causada por una carencia parcial o total de la enzima aldolasa B clave en el metabolismo de la fructosa en el hígado.

    RESERVA UNA PRIMERA CITA

      RESERVA UNA PRIMERA CITA

      Llámanos al T.93 864 32 76 o T.911 899 442 o envíanos este formulario y te atenderemos en menos de 12h laborables.

      Acepto las condiciones de la Nota legal

      Síntomas de malabsorción o intolerancia a la fructosa

       

      Cuando parte o toda la fructosa queda sin absorber en la luz del intestino y, sigue avanzando hacia el colon, aparecen molestias digestivas como hinchazón, gases, diarreas normalmente explosivas, dolor abdominal tipo cólico, ruidos intestinales (borborigmos) y menos frecuentemente estreñimiento.

      Con el tiempo, si no se trata la intolerancia a la fructosa, el intestino se irá irritando y se producirá también una alteración del equilibrio de la microbiota digestiva, lo que se conoce como disbiosis intestinal, favoreciendo la permeabilidad intestinal, a la vez que se producirán carencias de algunos micronutrientes por empeorar su absorción.

      Tratamiento y dieta para la malabsorción a la fructosa

      En el caso de la intolerancia hereditaria a la fructosa será recomendable no exceder el consumo de fructosa de 1-2g al día, con el fin de evitar el cuadro mencionado anteriormente. Es por ello que se deben ajustar muy bien todas las cantidades de los diferentes alimentos que aporten este componente.

      Referente a la malabsorción de fructosa debemos iniciar pruebas para averiguar el grado de malabsorción a ésta. Esto nos permite valorar cuál es la dosis máxima tolerable, diferente en cada individuo. Además debe tenerse en cuenta el contenido en glucosa de los alimentos a ingerir, ya que su presencia puede mejorar la dificultad de absorber fructosa.

      Inicialmente el tratamiento de la intolerancia a la fructosa o malabsorción a la fructosa consistirá en una dieta FODMAP. Es una dieta muy restrictiva en cuanto a tipos de alimentos que consiste no solo en restringir la aportación de fructosa sino también de otros carbohidratos fermentables que también causan hinchazón y gases. Poco a poco, con la mejoría de los síntomas, se irán reintroduciendo los alimentos y se irá valorando el grado de tolerancia de los alimentos con fructosa para encontrar el nivel adecuado y los alimentos bien tolerados en cada caso.

      EN QUE CONSISTE  LA INTOLERANCIA A LA FRUCTOSA

      La intolerancia a la fructosa consiste básicamente en la incapacidad de transformar la fructosa y por lo tanto metabolizarla, lo que implica su acumulación. Esto lleva a sufrir una serie complicaciones como son náuseas, vómitos, cefaleas, deshidratación y otros problemas a nivel hepático. El nombre de la enzima que se ve afectada se llama aldolasa, este tipo de intolerancia tiene un componente genético hereditario.

      Alimentos aptos para una alimentación baja en fructosa

      La Fructosa se puede encontrar en los alimentos en dos formatos: bien en su forma libre, es decir, como fructosa. El ejemplo más claro es la miel, con un 40% de fructosa en su composición, seguido de las frutas, donde puede oscilar entre el 2 y 10%, y las verduras con un 1-3% de fructosa en su composición. Además, todos estos alimentos, contienen también sacarosa, el principal componente del azúcar común o azúcar de mesa, que está compuesto por la unión de glucosa y fructosa.

      Paralelamente, no podemos olvidar que la fructosa se encuentra también en ingredientes usados por la industria alimentaria, como por ejemplo el jarabe de maíz, o uso directo de fructosa para endulzar en por ejemplo cereales de desayuno, zumos envasados, postres, bebidas refrescantes o productos de bollería, entre otros.

      Podríamos decir, por lo tanto, que los alimentos que deberíamos evitar inicialmente hasta que un profesional nos pueda asesorar son el azúcar y la miel; los alimentos procesados, por el riesgo a que puedan llevar fructosa, como pueden ser algunos embutidos (siempre sujeto a composición), platos precocinados, cereales del desayuno o incluso bebidas azucaradas; además de las frutas (inclusive el tomate) a la espera de probar tolerancia en el caso de malabsorción intestinal y algunos vegetales como calabaza, zanahoria o remolacha, y de sus derivados como jaleas, mermeladas o zumos.

      También debemos observar los diferentes aditivos que pueden ser derivados de la fructosa como por ejemplo: Fructosa y sorbitol, jarabe sorbitol (E-420), licasina(polialcohol), isomaltitol (E-953), ésteres azucarados (E-473-474), ésteres de sorbitano (E-491-495) , azúcar invertido, jarabe de maíz y sacarosa.

      Pacientes que han realizado una dieta con intolerancia a la fructosa

      ¿Todas las frutas tienen fructosa? ¿Cuáles contienen mayor cantidad?

      Sí, todas las frutas contienen fructosa, aunque no en igual cantidad. Pero hay otro aspecto importante a tener en cuenta. Y es que la intolerancia a la fructosa, o malabsorción a la fructosa, tiene que ver con la capacidad de nuestro intestino para absorberla.

      Existen dos formas de absorción de la fructosa. Una es mediante un transportador específico para fructosa. Pero hay una segunda vía que es dependiente de la glucosa y, que a mayor proporción de glucosa, mayor será la absorción de fructosa.

      ¿Es esto una ventaja en caso de intolerancia a la fructosa? Sí, porque los alimentos que contienen fructosa, como las frutas, pero también las verduras, no solo contienen fructosa sino también glucosa.

      Así pues, esas frutas que contengan una cantidad adecuada de glucosa, de forma general, se tolerarán mejor. ¿Y cuál es la cantidad adecuada? Pues cuando un alimento contenga la misma cantidad de fructosa que de glucosa (ratio = 1) o con mayor proporción de glucosa. Así por ejemplo, las zanahorias contienen 1,7 g de glucosa y 1,7 g, es decir una ratio glucosa:fructosa igual a 1, por lo que su tolerancia debería ser buena. Mientras que en las peras, por ejemplo, encontramos 11,8 g de fructosa respecto los 5,6 g de glucosa. En este caso hay, claramente, más cantidad de fructosa que de glucosa, por lo que las peras, generalmente, no tienen una buena tolerancia.

      RESERVA UNA PRIMERA CITA

        RESERVA UNA PRIMERA CITA

        Llámanos al T.93 864 32 76 o T.911 899 442 o envíanos este formulario y te atenderemos en menos de 12h laborables.

        Acepto las condiciones de la Nota legal

        Contenido en fructosa de los alimentos ¿Qué alimentos puedo comer?

        GRUPOSALIMENTOS PERMITIDOSALIMENTOS A COMPROBARALIMENTOS A EVITAR (por exceso de fructosa)
        FRUTAAguacate, limón, lima y aceitunasNaranja, mandarina, kiwi, sandía, melón, plátano, pomelo, piña, mango, granada, arándanos, fresas, frambuesasManzana, pera, ciruelas, cereza, melocotón, albaricoque, nectarina, paraguayos, uva. Frutas en almíbar
        FRUTOS SECOSAlmendras, avellanas, nueces, castañas, pistacho, cacahuetes, piñonesUvas pasas, higos secos, orejones, dátiles secos
        LEGUMBRESLentejas, garbanzos, poca cantidad de alubiasGuisantes, judías verdes, soja
        VEGETALESAcelga, brócoli, espinacas, apio, alcachofas, berros, tapioca, setas (champiñones), lechuga, escarola, endibias, patatas, calabacín, calabaza, col, coliflor, espárragos, nabos, pepino, puerro, rábanosRemolacha, zanahoria, coles de Bruselas, berenjena, boniato, cebolla, cebolleta, maíz dulce, pimientos, tomateJudías verdes
        DULCESHelados, galletas, postres o mermeladas elaboradas con los edulcorantes permitidosDulces o mermeladas con fructosa, jarabe de maíz alto en fructosa JMAF o miel
        EDULCORANTESGlucosa anhidra, polímeros de glucosa, dextrosa, maltosa, malto dextrina, jarabes de glucosa, sacarosa (azúcar, poca cantidad). Hay edulcorantes artificiales que no contienen fructosa pero pueden afectar la microbiota, por lo que no son la mejor opción: sacarina, aspartamo, ciclamatoMiel, fructosa, jarabe de maíz alto en fructosa JMAF. Sorbitol o E420
        LÁCTEOSLeche, queso, yogur natural no endulzado, mantequilla, leche en polvo no edulcoradaLeche condensada, helados de frutas, yogur con frutas o saborizados
        BEBIDASAgua sin gas, café, infusiones, cacao sin azúcarRefrescos, zumos y bebidas estilo té frío con azúcar o edulcorantes. Whisky, vino y vermú
        CONDIMENTOSEspecias, hierbas aromáticas, esencias, sal, pimienta, mostaza, curry, vinagreKétchup y salsas comerciales, aceto balsámico, vainilla, sopas comerciales

        Esta información no contempla la presencia de fodmap ni la ratio fructosa/glucosa.

        Tipos de frutas y su contenido en fructosa

        FRUTAS Y FRUTOS SECOSFRUCTOSAGLUCOSASORBITOLRATIO FRUCTOSA/GLUCOSATOLERANCIA
        NUECES DE MACADAMIA
        0,002,300,00Buena tolerancia
        AGUACATE

        0,200,300,67Buena tolerancia
        SEMILLAS DE LINO0,601,000,60Buena tolerancia
        CACAO1,101,101,00Buena tolerancia
        LIMON1,101,200,92Buena tolerancia
        CACAHUETE1,301,301,00Buena tolerancia
        ALMENDRA2,102,101,00Buena tolerancia
        ANACARDO2,903,000,97Buena tolerancia
        FRESA2,902,700,031,07A comprobar
        PAPAYA3,002,901,03A comprobar
        FRAMBUESA3,102,500,011,24A comprobar
        MORAS3,203,101,03A comprobar
        ALBARICOQUE3,504,500,820,78Buena tolerancia
        UVAS BLANCAS3,503,401,03A comprobar
        PISTACHOS3,703,800,97Buena tolerancia
        NECTARINA3,803,900,97Buena tolerancia
        MELOCOTON4,004,100,890,98Buena tolerancia
        SANDIA4,102,201,86A evitar
        ARÁNDANOS4,203,801,11A comprobar
        GROSELLA4,203,901,08A comprobar
        MELON4,203,901,08A comprobar
        NARANJA4,404,301,02A comprobar
        MEMBRILLO4,903,201,53A evitar
        MANDARINA5,004,701,06A comprobar
        PIÑA5,104,701,09A comprobar
        KIWI5,205,101,02A comprobar
        CASTAÑAS5,705,701,00Buena tolerancia
        HIGOS5,907,200,82Buena tolerancia
        CHIRIMOYA6,606,301,05A comprobar
        MANZANA6,903,400,512,03A evitar
        BANANA7,207,400,97Buena tolerancia
        PERA7,202,802,172,57A evitar
        UVAS ROJAS8,207,300,201,12A comprobar
        MANGO8,205,501,49A evitar
        CAQUI10,009,001,11A comprobar
        CEREZA12,0013,000,92Buena tolerancia
        CIRUELA12,5025,501,400,49Buena tolerancia
        ALBARICOQUE SECO16,4037,004,600,44Buena tolerancia
        HIGOS SECOS26,5028,700,92Buena tolerancia
        DATIL31,0034,001,350,91Buena tolerancia
        DATIL SECO31,7031,801,00Buena tolerancia

        Fuente: Base de datos de composición de alimentos USDA

        VERDURAS Y TUBÉRCULOSFRUCTOSAGLUCOSASORBITOLRATIO FRUCTOSA/GLUCOSATOLERANCIA
        APIO0,000,000,00Buena tolerancia
        PEPINO0,000,000,00Buena tolerancia
        CELERY0,000,000,00Buena tolerancia
        HINOJO0,000,000,00Buena tolerancia
        ACELGA0,100,101,00Buena tolerancia
        ESPINACA0,200,201,00Buena tolerancia
        CHAMPIÑONES0,300,301,00Buena tolerancia
        BERRO0,500,105,00A evitar
        ACHICORIA0,600,700,86Buena tolerancia
        RÁBANO0,801,400,57Buena tolerancia
        COLIFLOR0,901,000,90Buena tolerancia
        CALABAZA1,000,801,25A comprobar
        LECHUGA1,000,901,11A comprobar
        BRÓCOLI1,100,701,57A evitar
        ESPÁRRAGO FRESCO1,100,901,22A comprobar
        BERENJENA1,201,201,00Buena tolerancia
        CALABACÍN1,201,101,09A comprobar
        COL DE BRUSELAS1,201,201,00Buena tolerancia
        PIMIENTO VERDE1,401,500,93Buena tolerancia
        TOMATE1,501,201,25A comprobar
        COL LOMBARDA1,601,900,84Buena tolerancia
        ALCACHOFA1,700,881,93A evitar
        JUDÍAS VERDES1,701,201,42A comprobar
        PUERROS1,701,501,13A comprobar
        RUCULA1,700,802,13A evitar
        NABO1,802,300,78Buena tolerancia
        BONIATO2,302,400,96Buena tolerancia
        CEBOLLA2,302,600,88Buena tolerancia
        ZANAHORIA2,402,500,96Buena tolerancia
        PIMIENTO ROJO3,002,701,11A comprobar
        REMOLACHA4,304,301,00Buena tolerancia
        AJO4,904,90 3,801,29A comprobar

        Fuente: Base de datos de composición de alimentos USDA

        EJEMPLO DE MENÚ BAJO EN FRUCTOSA

        DESAYUNOPorridge de leche con avena y canela
        1 Kiwi
        MEDIA MEÑANABocadillo de queso fresco con aceite de oliva virgen extra
        1 mandarina
        ALMUERZOArroz salteado con pimiento verde, champiñones y zanahoria
        Contramuslo de pollo marinado con limón
        1 kiwi
        MERIENDATortitas de avena con plátano maduro y arándanos
        Vaso de leche
        CENACrema de calabacín, zanahoria, nabo y patata
        Huevos revueltos con pan tostado
        Yogur natural

        Menú para síndrome de malabsorción a la fructosa, no para intolerancia hereditaria a la fructosa. Es importante poder individualizar cada caso para personalizar tanto el tratamiento como el nivel de tolerancia.

        QUÉ ES MY BOOK

        En Menja sa somos más que nutrición. Prueba de ello es que desde la primera visita podrás disfrutar de nuestra plataforma digital apta para todos los dispositivos móviles. En ella tendrás:

        • Apartado de paciente donde podrás confirmar la visita; hacer los pagos; ver la documentación que te generaremos; subir documentos como analíticas o fotografías de platos; gráficos de tu evolución, un sistema de videollamadas por si quisieras realizar visitas virtuales; chat de resolución de dudas.

        Pero además del apartado paciente también podrás disfrutar de cientos de contenidos sobre hábitos saludables que vamos creando y que podrás compartir con tu familia. My Book te permite:

        • Agregar a la familia (hasta 4 integrantes).
        • Tener tu menú personalizado que te habrá creado tu Dietista – Nutricionista con la opción de cambiar el plato de forma segura.
        • Las recetas del menú y de la lista de la compra (con la opción de incluir el resto de la compra del hogar).
        • Recetario con una BBDD de más de 2.000 recetas y con filtros.
        • Nuestro Netflix de la salud incorporado con vídeos de nutrición, deporte, cocina, podcast
        • Agenda de actividades con nuestros directos.

        BIBLIOGRAFÍA

        Latulippe, Marie E, and Suzanne M Skoog. “Fructose malabsorption and intolerance: effects of fructose with and without simultaneous glucose ingestion.” Critical reviews in food science and nutrition vol. 51,7 (2011): 583-92. doi:10.1080/10408398.2011.566646

        Base de datos de Composición nutricional de la USDA: https://fdc.nal.usda.gov/fdc-app.html

        Krause. Dietoterapia. De L. Kathleen Mahan MS RD CDE , Janice L Raymond MS RDN CSG.

          RESERVA UNA PRIMERA CITA

          Llámanos al T.93 864 32 76 o T.911 899 442 o envíanos este formulario y te atenderemos en menos de 12h laborables.

          Acepto las condiciones de la Nota legal
          Summary
          Dieta intolerancia fructosa
          Article Name
          Dieta intolerancia fructosa
          Description
          Si te sienta mal la fructosa o tienes mala absorción te ayudamos haciéndote una dieta con nuestro equipo experto Dietista-Nutricionista en Barcelona.
          Author
          Publisher Name
          Menja sa
          Publisher Logo

          Para poder obtener información de la web, utilizamos cookies de terceros. Si continua navegando consideremos que accepta su utilización. Más información política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

          ACEPTAR
          Aviso de cookies
          Call Now Button
          Abrir chat
          Pide 1a visita por whatsapp