Saltar al contenido
Blog de nutrición de Menja sa

Artritis reumatoide: Qué es, a quién afecta y qué alimentación seguir

artritis

Qué es la artritris reumatoide

La artritis reumatoide se define como un estado inflamatorio que afecta a las articulaciones, provocando dolor, dificultad de movimiento y deformación.

¿A quién afecta la artritis reumatoide?

Las principales zonas afectadas son manos, pies, muñecas, hombros, codos y rodillas. Afecta más al sexo femenino y se trata de una enfermedad crónica que puede llegar a afectar otros órganos como el corazón, los pulmones y los riñones. La causa de la aparición de la enfermedad es desconocida aunque se han podido encontrar alteraciones en el sistema inmunológico del individuo que la padece.

Según el estudio EPISER , llevado a cabo por la Sociedad Española de Reumatología con datos recogidos entre los años 1998 y 1999, la artritis reumatoide afecta a 200.000 personas en nuestro país, con un diagnóstico de 20.000 casos nuevos cada año. Aunque de las enfermedades reumáticas más comunes es la menos prevalente ( 0,5% ), es la que está asociada a una peor calidad de vida, junto con la artrosis de rodilla y la lumbalgia, con respecto a limitación física.

Cómo mejorar la artritis reumatoide

Como en muchas enfermedades uno de los puntos de mira ha sido analizar los hábitos alimentarios de las personas afectadas con la intención de establecer una causa-efecto. O ejercer algún tipo de control sobre la alimentación para minimizar los síntomas.

Entre los tratamientos que se han llegado a imponer algunas personas se encuentran desde seguir una dieta vegetariana, eliminar algún alimento, permitir muy pocos e incluso a realizar ayunos durante unos días con el fin de identificar algún tipo de cambio. Hasta el momento no se ha podido determinar que las restricciones alimenticias aporten beneficios significativos sobre la enfermedad. La exclusión de ciertos alimentos pueden llevar a dietas desequilibradas con déficits nutricionales y consecuencias indeseables.

Se están realizando estudios con algunos nutrientes que parece ser que están aportando alguna respuesta en el tratamiento y prevención de la artritis reumatoide, aunque habrá que esperar un cierto tiempo para ver resultados más definitivos.

Entre estos nutrientes se encuentran vitaminas y minerales con acción antioxidante como la vitamina C, vitamina E y el zinc. Todos ellos con efecto protector. Si queremos seguir una alimentación en vitaminas y minerales antioxidantes debemos incorporar a nuestra dieta fruta fresca, que nos aportará vitamina C, sobretodo cítricos y tomates. Para la vitamina E semillas oleaginosas (pipas de girasol, de calabaza…), aceite de oliva virgen extra y cacahuetes. Y los representantes del zinc los encontramos en el mar, donde marisco y crustaceos son los mayores portadores

Un alimento que está en continuo estudio es el aceite de oliva (o más concretamente el ácido oleico), el cual está demostrando disminuir el riesgo de padecer la enfermedad.

Qué alimentación seguir si tengo artritis reumatoide

Mirado más en perspectiva podemos decir que la mejor alimentación que se puede seguir para minimizar los efectos de la artritis reumatoide es aquella que incluye alimentos frescos, con una correcta carga de vitaminas, minerales y antioxidantes, que podemos encontrar mayoritariamente en frutas y verduras frescas y de temporada. Y, por supuesto, también con la cantidad correcta kilocalorías que nos ofrecen los hidratos de carbono, principalmente complejos, presentes en cereales integrales y pseudocereales (arroz, avena, espelta, kamut, mijo, quinoa, trigo sarraceno…) y legumbres. Las proteínas (legumbres, huevos, pescado y carne magra) y grasas, minimizando las saturadas, por supuesto. Esto podemos conseguirlo potenciando el consumo de pescado, especialmente azul, utilizar aceite de oliva virgen para cocinar y aliñar, consumir frutos secos (crudos o tostados) y reducir el consumo de mantequillas, sebo, carnes grasas, embutido y  bollería industrial. Y no nos olvidemos de la fibra (fruta, verdura, legumbres y granos integrales) ni del agua. Es decir, dieta equilibrada y saludable.

    ¿Te ha gustado nuestro artículo?

    Suscríbete y recibirás GRATIS todos nuestros artículos escritos por Dietistas-Nutricionistas, Psicólogos y Periodistas.

    Correo electrónico (requerido)

    Aviso de cookies