Saltar al contenido
Blog de nutrición de Menja sa

El café y la cafeína

cafe-i-cafeina

a bebida de café proviene de los granos de la planta con el mismo nombre, también nombrados Coffea o Caffeto, que se tuestan, se muelen y se infusionan con agua caliente. Es de las bebidas más consumidas a nivel mundial, sólo superado por el té. Aunque en nuestro continente ocupa la primera posición. os países nórdicos son los principales consumidores liderados por Finlandia con un consumo anual de café de 12kg/persona (el consumo en España es de 4,5 Kg / persona).

El origen del café

a planta de café es originaria de Etiopía, de la zona de Abisinia, donde nacía y crecía de forma salvaje en su variedad Arábica. El consumo se extendió por occidente a través del comercio marítimo de los holandeses con oriente.

Actualmente, el principal productor de café es Brasil que se lleva más del 30% de la producción mundial. Existen más de 30 especies de café, aunque se hace difícil hacer una estimación ya que una misma especie puede sufrir varias mutaciones. No todas se utilizan para la producción de café para su consumo. a especie Coffea Arábica es la más cultivada, seguida de la Coffea Canephora.

a cafeína es el componente más conocido del café (de ahí le viene el nombre) y está presente en concentraciones que llegan al 3,5%, dependiendo de la especie. Si esto lo traducimos en cantidad de cafeína por taza de café podemos decir que 1 taza de 125ml de café infusionado lleva entre 95 y 125mg de cafeína.

a cafeína es el compuesto de una familia que tiene como nombre químico metilxantinas. De esta familia forman también parte la teobromina (presente en el cacao) y la teofilina (en el té). Otros estimulantes muy conocidos por su riqueza en cafeína son el mate, el guaraná y la nuez de la cola (de donde se extrae el famoso refresco). a cafeína también puede producirse de forma artificial (de síntesis en laboratorios) para la utilización en la industria alimentaria y farmacéutica.

El efecto de la cafeína en nuestro organismo lo encontramos principalmente como estimulador del sistema nervioso central. Esto se produce porque disminuye la acción de la adenosina, un transmisor nervioso que induce a la calma. El resultado es un estado de alerta que hace tener la sensación de más energía disminuyendo la fatiga tanto mental como física.

¿Cuáles son los efectos de la cafeína?

  • Estimulación de la producción de saliva así como de los jugos gástricos, favoreciendo, por tanto, la digestión. Hay que reducir su ingesta si se padece gastritis o úlcera
  • Irritante de la mucosa intestinal. Si nos excedemos en la ingesta de cafeína puede provocar episodios diarreicos
  • Aumenta la frecuencia cardiaca, provoca ansiedad e inquietud
  • Desvela

Estudios más recientes señalan la cafeína como posible tratamiento terapéutico para algunas enfermedades. Así pues, se han encontrado que la cafeína reduce hasta un 40% la posibilidad de formación de cálculos biliares.

También se ha observado que, por su ligero efecto vasodilatador y reductor de la fatiga de los músculos respiratorios, hace mejorar moderadamente la función de las vías respiratorias en personas con asma. Mezclada con un compuesto llamado ergotamina, la cafeína es utilizada ya como analgésico para tratar migrañas.

¿Puede ser tóxico el café?

Hablar de toxicidad por cafeína supondría hablar de una ingesta de 10g de este compuesto por Kg de peso de persona por día. Es decir, una persona de 70Kg debería consumir 700g de cafeína al día para que manifestara intoxicación aguda. O lo que es lo mismo, una ingesta de 700 litros de café si tomamos las concentraciones máximas.

Sin embargo, mucho antes de llegar a estos 10g/Kg de peso / día, los efectos no deseados ya se empezarían a notar: taquicardias, problemas intestinales, vómitos, insomnio… Debemos tener presente que si hacemos un consumo excesivo y continuado, como ocurre en ocasiones con el café, los refrescos de cola o el mate en ciertas culturas, estos efectos se potencian y se alargan en el tiempo.

Según la FDA (Food and Drug Administration) un consumo de 300mg/dia de cafeína no conlleva ningún riesgo.

En cuanto al café descafeinado, la normativa establece que para considerarlo como tal debe tener un contenido máximo de cafeína del 0,15%

    ¿Te ha gustado nuestro artículo?

    Suscríbete y recibirás GRATIS todos nuestros artículos escritos por Dietistas-Nutricionistas, Psicólogos y Periodistas.

    Correo electrónico (requerido)

    Aviso de cookies