Saltar al contenido
Blog de nutrición de Menja sa

El melocotón: origen, tipos, propiedades, contraindicaciones y beneficios6 min read

el melocoton

Temporada del melocotón

Los meses de verano son los mejores por saborear el melocotón, una fruta ideal para el buen funcionamiento del corazón y que está presente en nuestros mercados desde el mes de abril.

En la primavera aparecen las primeras variedades procedentes de regiones meridionales o de climas cálidos y la temporada se alarga hasta bien entrado el mes de noviembre, cuando llegan los procedentes de Lleida y Aragón.

Origen del melocotón

Los cultivos más antiguos de melocotón proceden de la China y se remontan a unos 3.000 años antes de Cristo. Tras pasar por Persia, actual Irán, llegó a Europa, donde su cultivo se extendió mucho durante l’Edad Media, y después fue introducido en América por los españoles.

Tipos de melocotón

Entre las variedades más conocidas se encuentra el melocotón de agua , de color rojo por fuera y blanco por dentro, fácil de pelar y que se separa fácilmente del hueso. Como su nombre indica es un melocotón muy jugoso y de sabor suave y algo aguado, con una pulpa blanca y delicada.

El melocotón de viña es otra variedad, de color amarillo por fuera y por dentro y muy aromático, con la piel rugosa y difícil de desenganchar del hueso. Durante todo el verano se van sucediendo diferentes variedades de melocotón amarillo, con una pulpa más consistente que el melocotón de agua.

Diferencia entre melocotón, nectarina y paraguayo

También tenemos las nectarinas, que pertenecen a la misma especie botánica que el melocotón (Prunus persica) y son el resultado de injertos sucesivos del melocotón con otras especies del género prunus. La nectarina es una fruta muy suculenta, de sabor dulce y ligeramente ácido.

El melocotón conocido como paraguayo también es de la misma especie que el melocotón y procede de Asia Central y no del Paraguay como podría hacer pensar su nombre. Presenta una forma aplastada, con piel tirando a verdosa o gris y de sabor algo menos dulce que el melocotón. Se cultiva en el sur de Europa y ha ido ganando popularidad en los últimos años. Se trata de una variedad muy productiva y que además aguanta muy bien la cámara frigorífica.

Entre los melocotones de más calidad destaca el de Calanda, con Denominación de Origen. El auténtico es la variedad San Miguel, muy grueso, de pulpa jugosa y de sabor único. Entre los melocotones que podemos encontrar en los mercados catalanes, destacan, por sus características organolépticas, las variedades Baby Gold y Andross.

Si tenemos ocasión, la mejor manera de consumir los melocotones es recogerlos maduros del árbol y dejarlos reposar un par de días. Los que compramos han sido recolectados verdes y madurados en cámaras frigoríficas, lo cual les hace perder características organolépticas.

Propiedades del melocotón

Con respecto a las propiedades del melocotón, diremos que es una fruta con una equilibrada combinación de provitamina A o betacaroteno (que nuestro cuerpo transforma en vitamina A cuando lo necesita), vitaminas del grupo B, vitamina C, vitamina E, potasio, magnesio y fibra. Todo esto en cantidades moderadas, pero con prácticamente nada de sodio y grasa.

Se podría decir que la composición del melocotón es una fórmula casi perfecta para la buena salud del corazón, puesto que las vitaminas A,C y E son los mejores antioxidantes y pocos alimentos los contienen en proporciones tan equilibradas. El efecto antioxidante de estas vitaminas favorece el buen estado de las arterias en general y de las coronarias, que alimentan el corazón, en particular. Estas arterias son las que más se desgastan y por ello el corazón se beneficia especialmente del consumo de alimentos ricos en antioxidantes.

Las vitaminas del grupo B que contiene el melocotón facilitan que las células musculares del corazón se contraigan, y el potasio y el magnesio son esenciales para que los latidos se produzcan de forma rítmica. La fibra que contiene, que es soluble, actúa como suavizante del aparato digestivo y es algo laxante.

El melocotón, a pesar de tener un sabor dulce, no es de las frutas más ricas en azúcares y es baja en calorías, puesto que 100 g nos aportan 44 calorías, lo mismo que un yogur desnatado. Posiblemente, es la fruta más baja en grasa, menos del uno por mil de su composición. Esto la hace apta para enfermos cardíacos.

El melocotón también es uno de los alimentos más bajos en sodio, puesto que sólo tiene un miligramo por 100 gramos de parte comestible. El consumo de melocotón resulta por lo tanto indicado en los casos de afecciones del corazón; afecciones digestivas, puesto que es muy fácil de digerir; afecciones renales, por su acción diurética y por la falta de sodio y por la pobreza en proteínas.

Contraindicaciones del melocotón

El melocotón, como hemos visto es una fruta dulce que nos proporciona muchas propiedades, sobre todo vitaminas y minerales. Sin embargo, su consumo puede tener algunas contraindicaciones. Una de las contraindicaciones principales que presenta esta fruta son los problemas de alergia que puede producir. Se puede tratar de una alergia a las Proteínas Transportadoras de Lípidos o PTL. Ese tipo de proteína se encuentra en el melocotón. Se considera al PTL como un alérgeno y el cuerpo reacciona con picores en la piel, hinchazón en la boca, entumecimiento y de forma más aguda, con dificultad para respirar, por lo que se debe eliminar de la dieta el alimento.

El melocotón contiene un elevado porcentaje de fructosa que figura como un carbohidrato fermentable o FODMAP. Este tipo de carbohidratos no son bien tolerados por personas con el síndrome de Crohn o el síndrome del intestino irritable.

Cómo comer melocotón todo el año

Si bien la mejor manera de consumir el melocotón es fresco durante la temporada primavera-verano, podemos disfrutar de él todo el año en conserva, en forma de zumo o de mermelada. Con el melocotón podemos confeccionar una lista interminable de recetas, desde las mencionadas mermeladas, hasta salsas agridulces como el chutney (ideal para acompañar quesos, carne y vegetales), pasando por helados, papillotes, conservas e incluso recetas de pescado con melocotón. En definitiva un alimento muy versátil y saludable que debería estar muy presente en nuestros platos.

Bibliografía

Contraindicaciones de los melocotones – Botanical-online

Melocotón: propiedades, beneficios y contraindicaciones – SALA DE PRENSA

    ¿Te ha gustado nuestro artículo?

    Suscríbete y recibirás GRATIS todos nuestros artículos escritos por Dietistas-Nutricionistas, Psicólogos y Periodistas.

    Correo electrónico (requerido)

    Aviso de cookies