Saltar al contenido
Blog de nutrición de Menja sa

Espinacas a la crema

receta espinacas a la crema

Receta clásica de espinacas a la crema.

Ingredientes para 4 personas:

  • 800 gr de espinacas
  • 200 cc de nata líquida para cocinar
  • 1 cebolla pequeña
  • Queso rallado para gratinar
  • Sal
  • Aceite de oliva

Preparación:

  1. Cuece las espinacas, preferiblemente en una olla al vapor, y una vez cocidas déjalas escurrir lo máximo que puedas, porque sino aguan la nata
  2. Pela y pica la cebolla y rehógala con un poco de aceite de oliva. Procura que no coja demasiado color porque sino cambiaría el color de la nata
  3. Vierte la nata en la cebolla y déjala un rato al fuego hasta que la nata espese un poco
  4. Pon las espinacas en una bandeja para el horno, cúbrelas con la nata, echa queso rallado por encima y gratínalo todo.

Valores para 1 ración:

Tabla nutricional Energía
(Kcal)
Proteínas
(g)
Hidratos de Carbono
(g)
Grasas
(g)
Fibra
(g)
Sodio
(mg)
Colesterol
(mg)
Valoración nutricional 359,3 42,6 9,1 17,1 2,1 141,8 136,6
%RDA 18% 57% 3% 31% 8% 14% 46%

* Las RDA hacen referencia a las recomendaciones nutricionales diarias para adulto sano. Los% son orientativos, ya que hay RDA que pueden variar de una persona a otra.

Comentario dietético:

El bajo aporte en hidratos de carbono de esta receta permite, y de hacer es necesario, introducir un alimento con hidratos en el segundo plato o bien en su guarnición. Por tanto, en dietas para diabetes sólo hay que controlar el aporte en grasa. En personas con hipercolesterolemia recomendamos sustituir la nata líquida por la crema de leche de soja que, a pesar de ser también una grasa, son grasas insaturadas, y que se puede encontrar en la sección de dietética de los supermercados. Otra opción es la que recomendamos en el caso de dietas pobres en grasa o hipocalóricas, que es sustituir la nata por una salsa bechamel preparada con leche desnatada. Por dietas hiposódicas se pueden buscar quesos pobres en sal. También recomendaríamos que, si el plato se prepara con espinacas frescas, dejarlas en remojo antes de cocerlas. Y si se prepara con espinacas congeladas, en lugar de cocerlas a la olla a vapor, hervirlas. De esta forma perdemos parte de las sales minerales con el agua, entre ellas, el sodio.

    ¿Te ha gustado nuestro artículo?

    Suscríbete y recibirás GRATIS todos nuestros artículos escritos por Dietistas-Nutricionistas, Psicólogos y Periodistas.

    Correo electrónico (requerido)

    Aviso de cookies