Saltar al contenido
Revista de Menja sa

La cocina de siempre, patrimonio de la humanidad3 min read

13 abril, 2015
La cocina de siempre, patrimonio de la humanidad

La cocina catalana es más que buena comida. La gastronomía de la tierra presenta unos rasgos que la hacen única en el mundo y que han alentado la Fundación Instituto Catalán de la Cocina y de la Cultura Gastronómica (FICCG) a presentar y defender su candidatura para ser reconocida como patrimonio inmaterial de la humanidad por la UNESCO.

La variedad paisajística y de productos del territorio, la dieta Mediterránea, la calidad y la cantidad de gente que se siente involucrada (agricultores, panaderos, pescadores, ganaderos…) hacen de la cocina catalana una buena candidata a convertirse en patrimonio de la humanidad. Así lo demuestran distintivos como los de Denominación de Origen (DO), Denominación de Origen Protegida (DOP), Indicación Geográfica Protegida (IGP) o Marca Q de calidad, entre otros, del que gozan gran parte de los productos y recetas de la gastronomía popular de Cataluña.

Además de los motivos anteriores, la cocina catalana cuenta con una larga tradición histórica, como evidencian recetarios medievales como el Libro de Sent Soví, escrito en catalán y con más de seiscientos años de historia, o la historia más reciente marcada por los reconocidos cocineros que se han nutrido de Cataluña para innovar en sus proyectos como Ferran Adrià o Carme Ruscalleda.

Ahora bien, a parte del pueblo catalán, muchas instituciones y organismos han apoyado la candidatura de reconocimiento de la cocina catalana. La Generalitat de Cataluña, las universidades, la industria agroalimentaria y turística del país y buena parte de la sociedad civil apoyan esta campaña, pero ha sido la Micro, Pequeña y Mediana Empresa de Cataluña (PIMEC) la que ha firmado el último acuerdo de colaboración con la causa.

La patronal ha decidido colaborar con la difusión de la campaña Cocina Catalana Patrimonio de la Humanidad, Candidatura UNESCO a través de la sectorial PIMEC Agroalimentaria, que ha firmado un convenio con la FICCG en el que se compromete a difundir entre todos sus asociados y por todos los medios posibles la candidatura de la cocina catalana como patrimonio cultural inmaterial de la humanidad en la modalidad de buenas prácticas.

PIMEC también favorecerá la creación de sinergias entre sus asociados y la FICCG, para buscar o establecer acuerdos de colaboración y esponsorización de apoyo a la Candidatura, así como también dará apoyo logístico a las acciones que puedan emprender sus asociados que puedan convertirse beneficiosas para ambas partes.

Pepa Aymamí, directora general de la FICCG, recordó que la cocina catalana es uno de los elementos que conforma nuestra identidad como pueblo y que la campaña es «un proyecto transversal de país que quiere sumar e incorporar todas las iniciativas que se llevan a cabo todo el territorio con el objetivo de que todo el mundo interiorice que disponemos de un patrimonio culinario vivo y rico que hay que conocer, amar, preservar, disfrutar y divulgar».

De forma paralela, la FICCG está trabajando en varios proyectos como la redacción del «Corpus del patrimonio culinario catalán», la investigación, edición y publicación del libro, aún inédito, «Historia de la Cocina Catalana», la coordinación, investigación y realización del inventario alimentario catalán reconocido como Bien Cultural Inmaterial de Interés Nacional (BCIIN), entre otros proyectos para conseguir que la UNESCO reconozca la Cocina Catalana como Patrimonio de la Humanidad.

    ¿Te ha gustado nuestro artículo?

    Suscríbete y recibirás GRATIS todos nuestros artículos escritos por Dietistas-Nutricionistas, Psicólogos y Periodistas.

    Correo electrónico (requerido)

    Aviso de cookies