Saltar al contenido
Revista de Menja sa

Los Germinados3 min read

15 junio, 2010
los-germinados

on la llegada del buen tiempo nos apetecen cosas frescas y más ligeras.
La primavera nos ofrece productos de temporada con colores y sabores agradables y con una composición de nutrientes adecuada para los requerimientos que tiene el organismo durante este período. Además, empezamos a cambiar los primeros platos de cocciones largas y las preparaciones culinarias pesadas, para dar lugar a cremas frías de verduras, ensaladas, gazpachos…

Pero como siempre, para equilibrar bien nuestra dieta hay que variar el tipo de alimentos que escogemos. Para evitar caer en la clásica ensalada de lechuga vamos a explicar los germinados, ya que son un buen complemento durante todo el año, pero sobre todo en épocas en que las necesidades de minerales aumentan.

Qué son los germinados y qué propiedades tienen

Son los primeros brotes que salen de los cereales y leguminosas, la germinación hace que las semillas de cereales y leguminosas aumenten su valor nutricional. uando un grano cuenta con el agua, el oxígeno y el calor necesarios germina para formar un nuevo ser vivo, una planta que a su vez producirá nuevas semillas. ualquier semilla de leguminosa o grano de cereal puede ser germinado; los más apreciados por su textura y por el buen sabor de sus brotes son los que se obtienen de legumbres (soja verde, judías, alfalfa), cereales (trigo, cebada) y de vegetales como el rábano, la calabaza, el girasol, semillas de lino y de sésamo.

Diferencias con las semillas sin germinar

Hay semillas de cereales y legumbres que son indigestas y no se pueden consumir en crudo. Por este motivo las cocemos, normalmente hirviendo con agua abundante. De esta manera el almidón y otros nutrientes se vuelven digeribles. Pero hay otra manera de conseguir hacer digeribles estas semillas y es germinándolas. Durante la germinación los glúcidos (almidón) de las semillas se transforma en azúcares más simples y fáciles de digerir, las proteínas de las semillas también cambian y se podrán digerir mucho más fácilmente. Así mismo estas semillas incorporan agua y empiezan a hacer la fotosíntesis, de esta manera también se sintetizan vitaminas y minerales.
El momento óptimo para consumirlas será cuando el tallo es blanco y empiezan a salir pequeñas hojas, si nos esperáramos demasiado la planta comenzaría a producir celulosa y por lo tanto volvería a hacerse indigerible.

Resumiendo podríamos decir que es una cocción en frío. Entre las semillas que necesitan cocción y los vegetales que se han de cocinar.

onsumo

Los germinados tienen una vida muy corta, deben consumirse pocos días después de la compra. No aceptan cocción, como mucho se podrán calentar suavemente. También encontramos algunos germinados en conserva, las propiedades respecto a los frescos cambian un poco, pero son una alternativa para tener en la despensa.
Los más utilizados son: de soja verde, de alfalfa, de lentejas, de fenogreco, de rábano, de semillas de amapola, de repollo, de trigo, de cebolla, de mostaza y de trébol.
El sabor de cada uno de ellos varía un poco, algunos tienen toques picantes, otros algún punto amargo, pero también ligeros gustos dulces.
Los germinados siempre se utilizan como complemento o guarnición, casi nunca se hace un plato solo de germinados. Así en ensaladas, aparte de todos los componentes habituales, podemos añadir un montoncito de germinados, también se pueden poner a las sopas, cremas, purés, caldos, etc.

    ¿Te ha gustado nuestro artículo?

    Suscríbete y recibirás GRATIS todos nuestros artículos escritos por Dietistas-Nutricionistas, Psicólogos y Periodistas.

    Correo electrónico (requerido)

    Aviso de cookies