Saltar al contenido
Revista de Menja sa

Los helados, el alimento estrella del verano I2 min read

16 julio, 2010
los helados

os helados durante los días de calor, se convierten en el alimento estrella para muchas personas, se trata de los postres y meriendas más habituales. Con propiedades muy diferentes según los ingredientes con los que se prepare. Hay que tener en cuenta las características de cada uno y no abusar de ellos.

Se cuenta que Marco Polo, tras un viaje a China varios siglos antes de Jesucristo, relató cómo se elaboraban allí los helados. Al parecer los países de oriente endulzaban nieve con miel y frutas para disponer de bebidas para combatir el calor. Partiendo de esta idea, años después los Persas preparaban dulces similares que llamaron «sharbets» (sorbetes) y, posteriormente, los griegos y los romanos.
as recetas que Marco Polo llevó a Italia despertaron el interés en toda Europa, por su elaboración y consumo, pero fue Venecia el principal productor de estos refrescos helados.
A mediados del siglo XIX los helados llegaron a Estados Unidos donde comenzó la elaboración industrial de estos productos.
Hoy en día, legalmente los helados se clasifican en 6 grupos diferentes, en función de las proporciones de grasa, leche, nata o agua que contengan. Podemos hablar del helado crema, helado, helado de leche, helado de leche desnatada, helado de agua y el sorbete.
En esta ocasión nos centraremos sólo con los sorbetes y helados. Como sabéis la principal diferencia entre ambas elaboraciones, reside en el principal ingrediente que en el caso de los sorbetes es agua y azúcar (jarabe) y en el caso de los helados es leche aromatizada.
Podemos disfrutar durante todo el año, de una innumerable cantidad de helados y sorbetes con sabores, texturas, colores y composiciones nutricionales diferentes. Pero durante el verano, para combatir el calor es cuando vienen más a gusto.
A nivel general cuando hablamos de sorbetes podemos decir que tienen una gran cantidad de agua y glúcidos de absorción simple, además de aromas sobre todo relacionados con frutas refrescantes y/o hierbas aromáticas. En el caso de helados otros nutrientes que también habrá que tener en cuenta son: las grasas (casi siempre saturadas) y las proteínas que provienen de la leche o la nata que se ha utilizado durante su elaboración.
os helados provienen de una mezcla de alimentos de calidad, como leche, yogur, frutas, frutos secos. Son nutritivos, fáciles de digerir y sabrosos.
Recomendamos consumir helados de manera puntual y en poca cantidad, ya que son bastante energéticos. 100 gramos de helado pueden contener entre 200 y 300 Kcal, una cantidad muy alta si lo comparamos por ejemplo con los yogures que tienen entre 80 y 100Kcal/100g. Además, serán la grasa de la leche, nata o las grasas de origen vegetal que se añade en la elaboración lo que dará mejor cremosidad y textura a los helados.

    ¿Te ha gustado nuestro artículo?

    Suscríbete y recibirás GRATIS todos nuestros artículos escritos por Dietistas-Nutricionistas, Psicólogos y Periodistas.

    Correo electrónico (requerido)

    Aviso de cookies