Saltar al contenido
Revista de Menja sa

Psoriasis4 min read

28 septiembre, 2010
psoriasis

Con la llegada del otoño las hojas de los árboles caen, empieza a llegar el frío y todos nosotros vamos más abrigados. La piel es un órgano muy importante que hay que cuidar desde dentro y desde fuera, durante el otoño aún necesita más atención. Una buena nutrición y una buena higiene corporal serán imprescindibles para tener buena salud cutánea.

En general, y por toda la población, los nutrientes importantes para la salud de la piel son: la vitamina A, los Beta carotenos, la vitamina C, la vitamina E, el azufre, el zinc y ácidos grasos esenciales (omega 3 y omega 6 ).

Qué es la psoriasis



Sin embargo, hay personas que sufren psoriasis, una enfermedad crónica no contagiosa que produce descamación e inflamación de la piel. Una enfermedad con contenido hereditario, pero también relacionada con unos estilos de vida determinados. Personas con altos niveles de estrés y presión tienen más predisposición a padecerla.
Otros factores que afectan el empeoramiento de la psoriasis además de la alimentación y el estrés, son el tabaco y el alcohol.

Es una enfermedad que tiene momentos más tranquilos, con poca afectación y épocas de brotes, con bastantes heridas. La alimentación tiene bastante influencia sobre los brotes de psoriasis, podemos ayudar controlar los brotes de la enfermedad.

Podemos ver la psoriasis como un proceso de acidificación del cuerpo, pero con una vía de salida a través de la piel. Esta es también un órgano de eliminación. Antes de que aparezca una placa, cualquier persona con psoriasis tiene una sensación de ardor, algo de dentro que quiere salir fuera. El estrés orgánico provoca acidificación igual que el estrés emocional, debido al trabajo, a exámenes, una enfermedad o cualquier otra causa. La forma de eliminar este exceso de ácido de forma natural, es por la orina, pero si la orina por sí sola no es capaz de eliminar el exceso de ácido, este debe encontrar otras vías de eliminación .

Pautas nutricionales para mejorar la psoriasis



La primera pauta será hacer una dieta basificante, para reducir los síntomas de la enfermedad.

Cuando hay un brote fuerte de psoriasis, conviene eliminar prácticamente del todo los alimentos acidificantes como cereales y todos los productos que se elaboran a partir de cereales: pan, galletas, incluso el arroz. Carne y embutidos. Margarina, nata y mantequilla. Huevos, cacahuetes y chocolate. Pescado, aunque no tanto, más adelante veremos los motivos.

Por desgracia, la población come, cada vez más, estos alimentos en demasiada cantidad. El exceso es el problema. Hay que mantener la neutralidad y por tanto hay alimentarse de forma que no se provoque una acidificación, es decir, hay que comer de manera que haya un equilibrio entre el ácido y el básico.

Listado de alimentos

Hay un gran listado de alimentos que son lo contrario, resultan basificantes: legumbres, aceitunas, patatas, almendras y nueces, verduras, miel, frutas, frutos secos dulce, bebida de soja, yogures de soja. Aceite de oliva. También los lácteos, pero estos deben considerarse parte debido a su contenido en grasas.

La segunda pauta será incrementar el consumo de alimentos ricos en yodo. Muchas personas mejoran su psoriasis junto al mar, por su riqueza en yodo. El sol de la playa no le va bien a todos, pero el mar sí nos va bien. Los alimentos ricos en yodo son el pescado, el marisco y las algas. De esta manera la dieta no será tan vegetariana. Se atenderá las pautas dietéticas ingiriendo una proteína de origen animal, que además, proporcione yodo. Recomendamos comer pescado y marisco de manera habitual. Somos un país exportador de algas, pero, no tenemos el hábito de consumirlas. Es cuestión de acostumbrarse, son como las verduras del mar. El cuerpo necesita yodo, no sólo contra la psoriasis, sino también para evitar o curar problemas de tiroides. Aconsejamos incluir algas en la alimentación familiar. Es fácil conseguirlas en grandes superficies, farmacias o tiendas de dietética. Recomendamos también, tomar la sal enriquecida con yodo, para asegurar el mínimo.

Sólo nos queda recomendaros paciencia y buenos alimentos.

    ¿Te ha gustado nuestro artículo?

    Suscríbete y recibirás GRATIS todos nuestros artículos escritos por Dietistas-Nutricionistas, Psicólogos y Periodistas.

    Correo electrónico (requerido)

    Aviso de cookies